El sindicato USO reclama a la Xunta desfibriladores en los edificios judiciales y forenses

La organización, mayoritaria en la administración de justicia en Ourense, resalta el estrés que genera a buena parte de los usuarios su estancia en estas dependencias


ourense / la voz

Que un edificio oficial destinado a funciones administrativas disponga de un desfibrilador, es decir, un equipo que permite actuar de forma eficaz ante situaciones de paro cardíaco, es un avance. Pero que los edificios judiciales y las sedes del Imelga -Instituto de Medicina Legal de Galicia- donde desarrollan su actividad profesional los médicos forenses, es un contrasentido. El sindicato USO, mayoritario en la administración de justicia de Galicia, ha reclamado a la Dirección Xeral de Xustiza la instalación de estos aparatos, cuyo coste consideran ridículo, según el escrito a la Xunta, si se valoran sus beneficios.

Subrayan desde USO que los edificios judicial son lugares de riesgo por el estrés que genera a buena parte de las personas que acuden a ellos, ya como detenidos, episodios de violencia de género, declaraciones o vistas orales. La medida de edad de los usuarios es alta, además. Que haya personal especializado para su uso, como los médicos del Imelga, concede un plus de garantía ante la eventual necesidad de utilizarlos.

USO recuerda que hace unos años falleció en Xinzo un abogado en las propias dependencias judiciales, a causa de un infarto, sin que, pese a los esfuerzos del forenses que entonces estaba en el edificio, pudiera salvarse su vida. De existir un desfibrilador, el resultado quizás hubiera sido otro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El sindicato USO reclama a la Xunta desfibriladores en los edificios judiciales y forenses