El Consello Regulador recupera un tubérculo negro gallego que tiene siglos de antigüedad

Los técnicos de la IXP analizan si la pataca do polbo puede dar rendimiento en tierras antelanas


xinzo / la voz

La pataca do polbo o fina negra, una variedad de tubérculo instalada en Galicia desde hace siglos y que permanece desde hace años prácticamente en el olvido, está siendo recuperada por el Consello Regulador de la Indicación Xeográfica Protexida (IXP) con sede en Xinzo. Los técnicos del organismo están verificando la adaptación de este tubérculo al terreno limiano y su posible rendimiento.

El presidente del organismo, Guillermo Budiño, que fue parco para definir este intento de rehabilitación de la patata, confirmó: «Es un tubérculo que se cultivaba en tiempos en la costa, pero que cayó en desuso y ahora hay muy poco. Se trata de una especie de piel negra con manchas blancas y con una carne blanca». Las posibilidades de este tubérculo en cuanto a cualidades gastronómicas o posible explotación para frituras aún está en el aire.

«Dentro de algunos meses ya podremos hacer una evaluación más exacta de los resultados de estas analíticas. Sería importante recuperar esta nueva variedad por su carácter autóctono y por su antigüedad», según Budiño. La fina negra se ha mantenido en territorio gallego durante varios siglos. «Las patatas llegaron primero a la costa y ahí comenzaron a cultivarse, como sucede con la fina de Carballo», añadió.

Budiño no quiso aventurarse a hablar sobre si podría tratarse de una variedad viable en la mayor comarca agrícola productora gallega. «Es algo que está por ver. Si lleva siglos aquí es porque se ha adaptado bien, pero insisto en que deberemos esperar a los resultados de los test», remarcó.

En estos momentos, la Comisión Europea estudia los datos adicionales remitidos por el Consello para la aprobación de los nuevos estatutos de la IXP. La norma permitirá ampliar a las variedades agria y fina de Carballo a la patata gallega «de calidade». La otra modificación sustancial del reglamento es que la IXP englobará a todo el territorio gallego y no recogerá que varias subzonas, como ahora, puedan producir el mejor tubérculo gallego.

Mildiu

Los trabajos de siembra de la cosecha de patata han concluido en el 90 % de la comarca limiana. Tan solo en algunos puntos de la antigua Lagoa de Antela se han demorado un poco estas labores por las precipitaciones de los últimos días. La superficie sembrada ha sido de unas 3.200 hectáreas, similar al pasado año. El principal temor de los labradores en estas primeras semanas es que se puedan producir brotes de mildiu por las suaves temperaturas y la alta humedad de muchas parcelas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Consello Regulador recupera un tubérculo negro gallego que tiene siglos de antigüedad