Una cocina del siglo I refuerza a Xinzo como enclave romano

El asentamiento doméstico hallado en unas catas realza la trascendencia de los vestigios de la Civitas Limicorum


xinzo / la voz

Un viejo dicho limiano afirma que la Civitas Limicorum reaparece en cuanto se excavan un par de metros en el centro de Xinzo. La enésima muestra de tal aserto se puede contemplar en la entrada de la iglesia vieja de la villa. Las catas arqueológicas previas a los trabajos de reforma en la calle Santa Mariña revelaron los restos de una antigua cocina romana, de los siglos I o II, según los primeros indicios.

El alcalde de Xinzo, Manuel López Casas, confirmó la importancia del hallazgo. «Estamos pendientes del informe del arqueólogo Manuel Valderas, pero todo apunta a que se han encontrado vestigios importantes de un asentamiento romano y restos de cerámica en ese punto». El regidor antelano avanzó que los vestigios serán preservados. «Estamos contemplando la forma en la que pueden conservar esos restos», aseveró. López Casas se congratuló de la aparición de esta nueva muestra de la época romana.

Una momia

Un muro y restos de cerámica en la calle San Roque, un bar romano en pleno casco viejo antelano, y la momia hallada hace 23 años, a escasos metros de donde se ha encontrado esta cocina, son ejemplos de la enorme relevancia del pasado romano de Xinzo. Esta presencia del Imperio de Roma en la comarca antelana inspiró a principios del milenio la puesta en marcha en verano de la Festa do Esquecemento.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Una cocina del siglo I refuerza a Xinzo como enclave romano