La memoria del fútbol antelano


Más de uno habrá pasado alguna vez por Xinzo de Limia, para disfrutar de la recreación histórica propugnada por el colectivo Civitas Limicorum en la Festa do Esquecemento.

Cuenta el relato que las legiones lideradas por Décimo Junio Bruto Galaico se plantaron en el margen izquierdo del Río Limia, durante su campaña para conquistar el actual sur de Galicia y Portugal, lo que por terminó por denominarse como Gallaecia. En ese enclave, las tropas romanas confundieron el cauce del Limia con el mítico Lethe, el río del olvido, que destruía la memoria de quienes lo cruzaban.

Existía, eso sí, una solución empírica que no dudó en poner en práctica el propio general, quien desafió a la leyenda trasladándose al otro lado del eje fluvial. Desde allí llamó por su nombre a cada uno de sus soldados, para demostrar que sus recuerdos permanecían intactos.

No es cuestión de seguir remontándose a más de un siglo antes de Cristo, porque a orillas del Limia han recuperado este mismo fin de semana la memoria balompédica. Y permítanme que me abone a este tipo de batallas menos sangrientas. Pugnas en las que, además, el club de A Moreira contó con su peculiar talismán, un Julio Rodríguez que ya había dirigido con Ángel Prol la última gesta de este ejército albinegro, el ascenso de 2007 que se saldó con un efímero paso por la Preferente. El Antela se enfrentará a su undécimo curso en la categoría -sin contar el precedente de la Serie A-, porque el citado Rodríguez Ferreiro volvió a aportar por los jóvenes de casa. Esta vez fueron ellos quienes cruzaron el río del olvido.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La memoria del fútbol antelano