El apoyo del PP da aire a Pérez

El alcalde de Xinzo de Limia descarta dimitir pese a su condena por prevaricación continuada


XINzO / LA VOZ

Hace ahora 20 años, a principio de 1998, el Concello de Xinzo vivió una situación de convulsión política similar a la actual. La condena en firme contra el entonces alcalde, Isaac Vila, a cuatro años de inhabilitación por negociación prohibida para cargo público, abrió la puerta a su relevo por Ramón de la Fuente. Siete de los nueve ediles populares de entonces -incluido el hoy diputado autonómico Carlos Gómez- abandonaron el pleno de investidura y se negaron a apoyar a De la Fuente. Aquello abrió una crisis en el PP local que se prolongó durante años y que desembocó en un gobierno tripartito de PSOE, CG y BNG.

El ahora alcalde, Antonio Pérez, vivió el pasado día 1 una jornada de zozobra. Coincidiendo con su cumpleaños, Pérez se desayunó con la desagradable noticia de su condena a 8 años y medio de inhabilitación por prevaricación continuada. No por esperado, el mazazo fue menor. Ese mismo día comentó a varios de sus ediles que no iba a pronunciarse de inmediato sobre su futuro político. «Deseo descansar y meditar. La semana próxima os diré algo», les dijo.

La hipótesis de la dimisión planeó durante jornadas sobre el grupo, que respalda mayoritariamente a Pérez. Pese a la renuncia formal de militancia el año pasado, su liderazgo es indiscutido entre los concejales y en el partido a nivel local.

A pesar de su mutismo oficial desde el día de su condena, Pérez ya ha decidido continuar en el cargo hasta que una sentencia firme le obligue a abandonar la presidencia de la corporación. En esa decisión ha sido determinante no solo el respaldo de sus ediles, sino de otros alcaldes populares (como los de Baltar, Bande o Celanova; estos dos últimos almorzaron el viernes con él). El propio Isaac Vila -con el que mantuvo en su día relaciones tirantes- se desplazó hasta Xinzo para intercambiar impresiones con el regidor. En esa resolución pueden haber pesado también otros factores. Su sustituto en la corporación en caso de renuncia, Ricardo Sieiro (número 10 de la lista del PP en 2015) despierta muchos recelos en el partido. Sieiro colaboró con los independientes de Xinzo Adiante en los meses previos a los comicios locales, para, a última hora, enrolarse en la candidatura del PP.

Por otra parte, la unidad en el seno del grupo municipal hace tiempo que flaquea. Muchos ediles y militantes no perdonan a la concejala y diputada provincial Montse Lama su testimonio en el juicio contra Pérez. Lama -mujer de confianza de Baltar Blanco- señaló directamente en la vista a su alcalde como único y directo responsable de las contrataciones en el Concello. Su declaración, clave para la condena del regidor, fue, en palabras de un destacado militante, «una puñalada trapera».

¿Y Baltar? Ningún pronunciamiento de respaldo directo, ni todo lo contrario. Sus relaciones con Pérez hace tiempo que dejaron de ser lo estrechas que fueron hace años.

Así las cosas, todo queda a la espera del pronunciamiento de la Audiencia provincial sobre el recurso del regidor. Todo hace prever, no obstante, que el PP deberá buscarse otro candidato para los comicios del año entrante. A día de hoy, Pérez, en aplicación de la Loreg, es inelegible al estar condenado -pese a no serlo por sentencia firme-.

¿Nombres de candidatos? Suena el aludido Carlos Gómez Salgado, edil de Cultura y diputado en Santiago, supuestamente avalado por la Xunta. Sea quien fuere, deberá conseguir un reto extremadamente difícil: reunificar el partido a nivel local y lograr una complicada mayoría absoluta en tiempos de declive del PP a nivel estatal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El apoyo del PP da aire a Pérez