Ana Abelenda. Perdidos en Viana do Bollo


Seguro que nunca han estado en «Viana do Bollo», por más que Google insista en llevarles por la calle del castrapo a ese lugar de cuyo nombre no quiero mofarme. Y no es para menos. Porque Viana do Bollo (escrito tal cual en Google Maps) no existe. Como no existen Ginzo de Limia o Junquera de Ambía. No desde luego para un gallego de hoy, aunque hable en castellano. ¿Dónde estamos, Villar de Santos años 50? Diría que sí pero no, ahí tienen hoy esos nombretes, plantados cual mojones reaccionarios en webs de primera, diccionarios y aplicaciones punta que van tan rápido que no se paran ni a escribir un nombre como es. Venga, volvamos a primero de toponimia oficial, accesible en el Nomenclátor de Galicia. Read and repeat: Ourense, Xinzo de Limia, Xunqueira de Ambía.

Hay un camino de vuelta que abraza sin complejos la tradición franquista e insiste en torrarse al sol de Sangenjo, ir a Piedrafita del Cebrero o descubrir Mugía. Lo tienen en Google y Wikipedia. Ay, ay, ay... si «Jon Vaine» levantara la cabeza, abofé que muxía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Ana Abelenda. Perdidos en Viana do Bollo