La helada y el granizo provocan ocho millones de pérdidas en la cosecha de cereal de A Limia

La producción cayó un 80%, hasta quedarse en diez millones


xinzo / la voz

Debacle sin paliativos. Así se ha cerrado la campaña del cereal de invierno y tremesino en la comarca de A Limia, en la que se recogen más de tres cuartas partes del trigo y el centeno producido en Galicia. El responsable del Centro de Desenvolvemento Agrario del Inorde en Xinzo, Servando Álvarez, cifró en torno a diez millones de kilos la producción total de estos cultivos en una comarca en la que un año normal se recolectan entre 50 y 60 millones.

«La merma rondó el 80%, ha sido un año muy malo para el sector», resumió Álvarez. El precio medio del trigo se ha mantenido con respecto a anteriores campañas, en torno a los 19 o los 20 céntimos el kilo. Las cifras traducidas a euros reflejan la cruda realidad de los productores de cereal antelanos. En 2017 sus ingresos caerán cerca de ocho millones de euros por la venta de estos productos con respecto a anteriores campañas.

«Se dio la circunstancia de que en las escasas zonas en las que la helada de abril no había dañado tanto estos cultivos, como en los concellos de Vilar de Barrio o Xunqueira de Ambía, la granizada caída arrasó las fincas en julio allí. Se sumaron ambas circunstancias y la producción total ha sido casi ridícula. Es una desastre», sentenció el responsable del centro.

A pesar de que la superficie sementada de trigo y centeno en la comarca ha sido similar a la de años anteriores, el rendimiento por hectárea ha caído en picado. «En circunstancias normales una finca puede dar más de 4.000 kilos por hectárea de cereal de invierno. En algunas parcelas, solo se han recogido 600 kilos», remarcó Álvarez.

Comercialización

La única buena noticia dentro de este panorama sombrío es que la totalidad de lo producido ya se ha vendido en el mercado. La demanda de cereal hace que, a diferencia de la patata, su comercialización esté prácticamente garantizada con un coste de venta que no tiene grandes oscilaciones -algo que también diferencia al trigo del tubérculo, sometido a grandes vaivenes anuales en su precio-.

Ahora existe una preocupación añadida para el agro limiano. Los primeros agricultores que han levantado las fincas de patata se han encontrado con un rendimiento por debajo de las buenas expectativas planteadas durante los pasados meses. Las primeras impresiones son que no se alcanzarán los 130 millones de kilos pronosticados hace escasas semanas en los albores de la cosecha y que esa cantidad podría rebajarse de forma sensible.

El año pasado la comarca solo recolectó 90 millones de kilos por el descenso en la productividad de las tierras tras los anegamientos de la primavera en fincas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La helada y el granizo provocan ocho millones de pérdidas en la cosecha de cereal de A Limia