Cristina Margusino: «En el rural hay muchos déficits que se pueden solucionar hablando»

Cándida Andaluz Corujo
cándida andaluz OURENSE / LA VOZ

VILAR DE SANTOS

Santi M. Amil

El equipo de Atención Primaria de Xinzo recibió la beca de Medicina Rural

07 jun 2021 . Actualizado a las 18:18 h.

El proyecto de intervención comunitaria presentado por la jefa de servicio del equipo de Atención Primaria de Xinzo de Limia, Cristina Margusino, obtuvo la primera Beca de Medicina Rural que conceden la Asociación de Médicos Gallegos y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia. Margusino habla todo el tiempo de su equipo, ya que el proyecto ha involucrado a médicos, enfermeras, trabajadoras sociales, alcaldes y diferentes colectivos de A Limia.

-¿Cómo surgieron las jornadas?

-Desde el equipo de Atención Primaria veíamos que había unos déficits en la zona y decidimos impulsar la realización de estas jornadas contando con los agentes sociosanitarios y de la población para tratar de mejorar la salud de los vecinos. Empezamos a hablar con los alcaldes y vimos que había problemas en cosas mínimas pero que se podían solucionar fácilmente. La primera jornada la celebramos en Vilar de Santos en el 2019 y el tema principal en esta ocasión fue la atención domiciliaria.

-¿Cuáles fueron esos déficits de los que habla?

-Nosotros vivimos en una zona rural del interior de Galicia, con un población que tiende al envejecimiento, a la dispersión y al aislamiento. Esta situación complica el cuidado de los pacientes en el domicilio y su traslado a realizar distintas consultas. Es un déficit global. Hay pacientes de pueblos que antes tenían un transporte público para ir a su médico a realizar una radiografía, controlar el Sintrom o hacer análisis. Ahora tienen que usar el transporte escolar. Esto quiere decir que llegan antes de las ocho y no se van hasta las tres cuando los niños acaban el colegio, por ejemplo. Son muchas cosas pequeñas.

-¿Qué resultados se obtuvieron tras la jornada de Vilar de Santos? ¿Se pudieron solucionar cosas?

-En el caso de Vilar de Santos, la inquietud del alcalde eran las necesidades sociales. Lo que hicimos fue integrar a la trabajadora social del Concello en el equipo de Atención Primaria, para ver los temas y buscar soluciones. O por ejemplo, si un vecino se rompe un brazo y necesita desplazarse para hacer una radiografía, no se debe usar una ambulancia medicalizada, pero tiene otros recursos, como ser transportado por Cruz Roja... Y los vecinos nos pidieron que se estableciera un protocolo para estos casos para que no tuvieran que depender del médico de turno, sino que fuera algo asumido por todos. En el rural hay muchos déficits que se pueden solucionar hablando.

-El desplazamiento de personas mayores de zonas rurales a los puntos da atención es lo más complicado.

-Hemos conseguido que los pacientes que tienen que realizar algunas pruebas de forma continuada lo puedan hacer desde su casa como, por ejemplo, el control del Sintrom. Un programa de teleasistencia permite que tengan un dispositivo y que desde allí manden los resultados y nosotros validamos la prueba. Hay un programa de atención a domicilio de pacientes crónicos. Ellos hacen los controles y si vemos que tenemos que atender presencialmente pues se lo decimos Se les favorece para que no tengan que trasladarse.

-¿Se han basado en alguna experiencia anterior para iniciar el proyecto?

-Hemos leído muchas publicaciones sobre salud comunitaria, nos basamos en eso, pero cada zona tiene sus peculiaridades. Este año el Sergas quiere implantar un plan de salud local y estaremos presentes con nuestro proyecto.

-¿Cómo recibieron el premio y la beca?

-Ha sido una alegría y una sorpresa, pero sobre todo un estímulo para seguir trabajando en este año de pandemia que dejó entrever las carencias en la atención domiciliaria, que es una parte importantísima del trabajo diario en una zona rural. El dinero de la beca o usaremos para formación y para seguir haciendo trabajos.

Las jornadas se retomaron este sábado en Xinzo

Las jornadas sociosanitarias se retomaron este sábado en la Casa de Cultura de Xinzo bajo el título «Acompañando ao longo da vida» que contaron con una decena de ponentes. La alcaldesa de Xinzo, Elvira Lama, fue la encargada de dar la bienvenida a las autoridades y colectivos que participaron. «Quero destacar o rostro desta crise, que como en todas, ten rostro de muller. Somos nós maioritariamente as que estamos ao fronte tanto na sanidade como nos coidados», afirmó. Cristina Margusino, jefa del servicio de Atención Primaria de Xinzo, insistió en la necesidad de que las jornadas tengan continuidad y en la importancia de establecer planes de salud locales.