Familiares de los afectados por los brotes: «Nos puede pasar a todos»

Los allegados dicen desconocer cuál pudo ser el origen real de los focos en Baños de Molgas y Vilar de Barrio


ourense / la voz

El área sanitaria de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras controla, según los últimos datos ofrecidos por el Sergas, un total de 17 casos activos de covid-19. Y las miras, ahora, están puestas en los brotes registrados en los municipios de Baños de Molgas y Vilar de Barrio.

Una mujer de 79 años, oriunda del primero de estos concellos, ingresó en el CHUO este miércoles. «Está estable y se encuentra bien», decía ayer uno de los miembros de su familia, residente en Cataluña. De allí llegaron cinco parientes el día 17 y otros tres el día 23. «Pero ella ya se encontraba mal entre principios y mediados de julio. Es mayor, los años no pasan en balde y antes de que viniésemos ya tenía malestar», explicaba.

Según cuentan, el día 26 la llevaron al CHUO a media tarde «porque notaba dolores cervicales, como si fuese una contractura». Allí, indican, «le realizaron una radiografía y le recetaron un fármaco», por lo que regresaron a Baños de Molgas. Los ocho visitantes se marcharon esa misma noche hacia su comunidad de origen.

Sin embargo, el día 28, un hijo de la afectada que reside todo el año en el municipio avisó a sus parientes porque pasaba algo raro. «Nos dijo que ella no se podía levantar de la cama. La acompañó al centro de salud de Baños de Molgas y allí le recomendaron que la llevase al CHUO. En Ourense la ingresaron y poco después ya fue cuando nos dijeron que había dado positivo», cuenta. Hasta ahora, la Generalitat ha realizado cuatro test entre los ocho visitantes. Solo uno de ellos ha dado positivo. «Pero es que tampoco pueden decir que lo trajésemos nosotros desde Cataluña, ya que igual ha sido al revés y nos lo hemos llevado nosotros de Galicia para aquí, porque nuestra pariente también recibía la visita del carnicero y el frutero cuando venían con una furgoneta de reparto al pueblo, por poner un ejemplo», indican.

El brote en Vilar de Barrio

Dos nonagenarios del municipio permanecen ingresados en el CHUO, en la misma habitación, tras haberse confirmado su positivo en covid-19. «La anciana ingresó en Verín por algo relacionado con patologías previas, una enfermedad que ya le había dado problemas antes con la falta de oxígeno», indica una fuente próxima al caso. Al día siguiente, dos parientes directos intentaron ir a verla, pero ya estaba aislada en una habitación del hospital verinense «y no les dejaron acceder al interior».

El marido de la primera afectada, de 90 años, también estaba aquejado de patologías previas, según indican sus familiares. «Tienen enfermedades muy complicadas», dicen. Fue enviado directamente al CHUO y una de sus parientes indica que se enteraron del positivo sobre la hora de comer, aproximadamente.

Fuentes consultadas indican que, además de la pareja de ancianos que están ingresados, han dado positivo dos de sus hijos y la mujer de uno de ellos, todos asintomáticos y aislados en sus domicilios. A otros dos hijos y dos parientes se les realizaron pruebas y dieron negativo, y se les repetirá el test en los próximos días. Además, también estarían afectadas una de las trabajadoras del Concello de Vilar de Barrio que acudía al domicilio, una empleada que cuidaba a los ingresados y otras dos personas . Pero la cuestión es que, en realidad, todos desconocen cuál pudo ser el origen. «Nos puede pasar a todos y pedimos más empatía, porque no hemos recibido visitas del extranjero y tampoco de fuera de Galicia. Y ellos son personas dependientes que necesitan estar siempre asistidas», añaden.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Familiares de los afectados por los brotes: «Nos puede pasar a todos»