Crecen las reticencias entre ayuntamientos afectados por los tres megaparques eólicos

Vilamartín de Valdeorras, Vilar de Barrio o Larouco, entre los municipios que han pedido un proyecto de consenso


ourense / la voz

El plan del gobierno noruego para dejar su huella en el mapa eólico de la provincia de Ourense, a través de la sociedad estatal Statkraft, se ha encontrado ya con las reticencias de diferentes ayuntamientos afectados por los tres megaparques que proyecta construir en los montes ourensanos con 81 aerogeneradores. El último municipio en posicionarse oficialmente ha sido el de Vilamartín de Valdeorras. Su alcalde, el socialista Enrique Álvarez Barreiro, remitió una carta al Ministerio de Transición Ecológica, donde se está analizando el estudio de impacto ambiental presentado por la compañía de capital noruego. En ella advierte que es «primordial» realizar una consulta a todas las administraciones y organizaciones relevantes en la defensa del medio ambiente, así como a los vecinos afectados. También apunta a la posibilidad de que haya una contraprestación por los inconvenientes, que podría reflejarse en una «bajada económica en sus consumos energéticos en la factura de la luz mensual».

No ha sido la única administración que se ha referido a los megaparques previstos en Valdeorras, el Macizo Central y El Bierzo-Valdeorras. El alcalde de Vilar de Barrio, Manuel Conde, destacaba que este proyecto no cuenta con el respaldo de la Xunta de Montes de Rebordechao, que son los propietarios de los terrenos, y advertía de que cualquier proyecto de estas características tendría que ser «respectuoso coa serra de San Mamede» y contar con consenso. Desde el Concello de Larouco también mostraron su rechazo a estos parques.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Crecen las reticencias entre ayuntamientos afectados por los tres megaparques eólicos