101 años tomando café

Manuela Macía celebró su cumpleaños en la residencia de la Fundación Valdegodos en Vilamartín de Valdeorras


O Barco

La edad no perdona, y Manuela Macía Sierra disfruta de sus 101 años en la residencia de Valdegodos en Vilamartín de Valdeorras, pero ya no está tan bien como hace un par de años. Entonces todavía pasaba las tardes jugando a las cartas, afición que ahora tiene olvidada. Ya no echa la partida, pero no se pierde las actividades de musicoterapia que hacen en el centro de mayores. Las disfruta y no falla, salvo que la salud se resienta puntualmente. Tampoco se pierde las celebraciones de cumpleaños, ni mucho menos las tartas, como la que esta misma semana le prepararon en la residencia Virgen de los Milagros al cumplir los 101. ¡Ahí es nada! Y no hay sobremesa sin café. Todos los días, Manuela disfruta de su café después de comer. Antes también gustaba de tomar cava, recuerdo de su estancia de décadas en Barcelona. Cuenta que años atrás comía con cava, aunque ahora lo ha dejado para las ocasiones especiales. Tenía poco más de veinte años cuando se fue de Valdeorras para buscarse la vida en Cataluña. Allí trabajó como modista, se casó y tuvo un hijo, que todavía vive en la ciudad Condal. Ya estaba jubilada cuando regresó a su tierra, porque la tierra siempre tira. Viuda, desde hace más de 15 años está en Valdegodos, donde su hijo la visita siempre que puede.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

101 años tomando café