Vecinos de San Vicente retoman las protestas para que la Diputación arregle la carretera

El próximo jueves tienen prevista una concentración en Ourense


O BArco

Los vecinos del pueblo de San Vicente de Leira en Vilamartín de Valdeorras se han cansado de esperar. Después de meses sin saber nada sobre el arreglo de la carretera que da acceso al pueblo, han preparado una concentración para la próxima semana a las puertas de la Diputación. Será el jueves a las 11.30 horas. Quieren que desde el organismo provincial les den por escrito información sobre los plazos y el estado del proyecto. «Levamos dous anos esperando. Dinnos que estaban co tema da expropiación e que agora están co proxecto constructivo; pero nós non temos ningún papel que diga nada diso», resalta el alcalde, Enrique Álvarez Barreiro.

Todo se precipitó cuando, tras los temporales de días antes de Nochebuena, la Diputación cortó definitivamente la carretera -ya lo estaba, pero con la posibilidad de pasar en caso de emergencia- ante la aparición de nuevas grietas. «Os veciños entenden o peche porque é un perigo pasar por aí; pero queremos que todo se mova máis rápido», ahondaba Barreiro.

Además, el alcalde envió un escrito a la Diputación pidiendo una entrevista con el presidente provincial, José Manuel Baltar, y los técnicos encargados del proyecto. «Dixéronnos que o 20 de xaneiro o proxecto estaría rematado, e queremos saber se é así», decía el alcalde, que ahondaba en que las explicaciones debería darlas la Diputación a los vecinos, «pero como non o fai... polo menos que nos digan algo a nós para dicirllo». También reclaman que Baltar cumpla su compromiso de arreglar la carretera de Vilamartín a San Vicente por O Robledo. «Fixeron un cacho, pero nada máis», relataba.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vecinos de San Vicente retoman las protestas para que la Diputación arregle la carretera