Valdeorras se prepara para una vendimia con pérdidas por plagas y enfermedades de la vid

El consejo regulador acordó pedir a Medio Rural que articule ayudas para los viticultores afectados

.

ourense / la voz

El Consello Regulador da Denominación de Orixe Valdeorras daba ayer un nuevo paso hacia la inminente vendimia acordando la contratación, a través de la empresa de trabajo temporal Ader, de los veedores que ayudarán en el control de la campaña.

La empresa, elegida por unanimidad, es la misma que ya trabajó el pasado año para el ente regulador, aunque este año se necesitará menos personal. «Na pasada colleita foron doce ou trece e nesta serán sete ou oito», matizaba José Luis García Pando. La razón, según explicó el presidente, está el cambio en el sistema elegido para realizar esa supervisión que se basará más en controles aleatorios. El pleno del ente regulador de los vinos valdeorreses también acordó parar las verificaciones de aptitud de las partidas de vinos a partir del 12 de septiembre. Desde esa fecha, que se maneja como posible arranque de la vendimia, no se realizarán las catas que se desarrollan periódicamente en las instalaciones de la D.O. Valdeorras en Vilamartín. Se estima que estos trabajos no se retomarán hasta el 17 de octubre por lo que las bodegas interesadas en verificar la aptitud de sus partidas deben aprovechar para hacerlo en las próximas dos semanas.

La vendimia, por cierto, se presenta con importantes pérdidas en algunas plantaciones debido a los problemas fitosanitarios que han tenido que afrontar las vides en un año proclive a las plagas.

El pleno del Consello Regulador de Valdeorras acordaba ayer también por unanimidad, solicitar a la Consellería de Medio Ambiente que habilite ayudas para apoyar a aquellos viticultores que van a sufrir este año una disminución de su producción. La propuesta que hace el ente regulador es que estas ayudas se otorguen comparando los datos reales de kilos cosechados este año con los de las tres últimas temporadas.

«A afectación é moi irregular. Hai viticultores que teñen viñas sen apenas perdas e outras nas que practicamente non van coller nin a metade do habitual o incluso menos», señala el presidente de la D.O. Valdeorras. La merma no solo depende de la zona o de los tratamientos que hayan podido aplicarse «tamén é moi diferente por variedades», dice García Pando. «As nosas estimacións son que na garnacha poden rondar o 60 %. En cifras similares aínda que con perdas algo menores, se move o godello. A mencía é a menos afectada; en torno a un 10 %», dice el máximo responsable del órgano que ampara los vinos valdeorreses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Valdeorras se prepara para una vendimia con pérdidas por plagas y enfermedades de la vid