La retirada de los nidos de avispa velutina corresponde a los GES

El protocolo de la Xunta recoge que los bomberos solo irán por orden del 112


OURENSE / la voz

Empiezan a ser un problema en la zona de O Ribeiro, y se mantienen todavía como una amenaza lejana en Valdeorras. Pero la plaga de los nidos de avispa velutina ya está en la provincia (aunque todavía con cifras lejanas a las de las provincias de A Coruña y Pontevedra). Y después de unos meses intensos con un servicio que no estaba muy claro quién tenía que hacer, la Consellería de Medio Rural ha puesto en marcha un programa de vigilancia y control de velutina que cambia el protocolo en aras de una mayor coordinación de medios.

El programa incluye un mapa, que conlleva cambios a la hora de determinar qué efectivos son los encargados de actuar en el caso de que aparezcan estos insectos; siendo los GES los efectivos encargados en aquellos concellos donde tengan este servicio. Así, desde el Grupo de Emergencias Supramunicipales de O Barco se da servicio a los concellos de toda la comarca de Valdeorras, salvo Vilamartín, que está como concello colaborador. Es otra de las figuras que contempla el nuevo protocolo, siendo en estos casos los voluntarios de Protección Civil u otros trabajadores municipales los que se encargan de esta tarea.

Aunque en este caso, ni GES ni Concello han tenido que intervenir, puesto que no se ha detectado ningún nido de avispa velutina. Si ha habido avisos por este tema, como reconocen desde Protección Civil, que incluso llegó a publicar en las redes sociales una guía visual para diferenciar las avispas autóctonas (que eran las que estaban en los nidos que los vecinos podían que fuesen retirados) de las asiáticas. En la mayoría de los casos se trata de vespa cravo, una especie autóctona que al igual que la velutina es de mayor tamaño que la avispa común.

Hasta cuatro figuras diferentes

El protocolo recoge también la posibilidad de que sean trabajadores de las consellerías de Medio Rural o de Medio Ambiente los que se encarguen de estas labores. Las primeras actúan en Xunqueira de Espadanedo, Os Blancos, Baltar, Cualedro, Monterrei, Verín, Vilardevós, Ourense, Amoeiro, Punxín, San Amaro, Maside, A Peroxa, Vilamarín, Piñor y Vilar de Santos. Las de Medio Ambiente se encargan de eliminar a las velutinas en Xunqueira de Ambía, Sandiás, Trasmiras, Porqueira y Calvos de Randín. Los concellos colaboradores son O Irixo, O Carballiño, San Cristovo de Cea, Castrelo de Miño, Toén, Barbadás, Allariz, Rairiz de Veiga, Parada de Sil, Maceda, Baños de Molgas, Xinzo de Limia, Oímbra, Riós, Vilariño de Conso, Chandrexa de Queixa y Manzaneda, además de Vilamartín. En los 53 concellos restantes de la provincia, el servicio corresponde a los Grupos de Emergencias Supramunicipales.

Para poder llevar a cabo el trabajo, la Xunta ha repartido cinco pértigas (en los concellos de Avión, Ribadavia, Celanova, Muíños y Lobios) que facilitan llegar a los enjambres para poder inyectarles veneno.

¿Y los bomberos? El nuevo mapa diseñado por la Xunta limita su intervención en salidas de este tipo. Solo podrán actuar por mandato del 112, sin poder atender las peticiones de particulares o concellos. Su participación se limitará a los casos en los que sea preciso por la situación del enjambre o por suponer un riesgo para la población.

En lo que va de año se han retirado nidos repartidos en 34 concellos de la provincia

Que la avispa velutina está cada vez más presente en Galicia lo demuestran los datos. El último informe de la Consellería de Medio Rural al respecto -que data del pasado día 15- señala que en lo que va de año se han retirado nidos de esta especie en 34 concellos de la provincia. Ourense ciudad es la más castigada, situándose en el rango de los concellos que retiraron entre 26 y 100 nidos desde enero. Entre 6 y 25 fueron quitados en Beariz, Avión, Boborás, O Carballiño, Piñor, Leiro, Cenlle, Carballeda de Avia, Ribadavia, Melón, A Arnoia, Cortegada y Padrenda. Hasta cinco enjambres fueron detectados y eliminados en Maside, Punxín, San Amaro, Amoeiro, Coles, Nogueira de Ramuín, Pereiro de Aguiar, Barbadás, A Merca, Castrelo de Miño, Baños de Molgas y Quintela de Leirado. Y en otros ocho concellos más se detectó un ejemplar. Se trata de Beade, San Cibrao das Viñas, Gomesende, Celanova, Verea, Lobeira, Entrimo y Cualedro.

Colaboración ciudadana

Al igual que ocurre con otras cuestiones como los incendios forestales, también con los nidos de esta especie foránea e invasora (que además es una amenaza para las abejas, porque se alimenta de ellas) se pide la colaboración ciudadana para detectarlos y erradicarlos. Para ello, la Xunta ha habilitado un teléfono específico, el 012, y se mantiene el 112 como opción (el número para cualquier tipo de emergencia). Precisamente de esta forma es como se tiene constancia de la presencia de la avispa, y se pone en marcha el protocolo para acabar con ella.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La retirada de los nidos de avispa velutina corresponde a los GES