Vilamartín rehabilita la antigua sede de la Cruz Roja para instalar un negocio de productos típicos

Desde el traslado de la onegé a O Barco, el inmueble situado al pie de la N-120 quedó sin uso


o barco / la voz

El Concello de Vilamartín de Valdeorras está llevando a cabo las obras para rehabilitar la antigua sede de Cruz Roja, situada a pie de la N-120 a la entrada del casco urbano. Inutilizada desde hace años por el mal estado, la construcción tendrá un nuevo uso en el futuro, después de que la ONG se trasladase a O Barco. Será un centro de exposición y venta de productos gastronómicos típicos de la zona.

«Queremos que sexa un lugar para poñer en valor os nosos produtos; un lugar no que haxa exposición e venda, pero tamén con zona de degustación», argumenta el alcalde, Enrique Álvarez Barreiro. Para que se pueda degustar, también en caliente, habrá una chimenea rústica. «Se alguén quere asar un chourizo ou un cacho de panceta, queremos que poida facelo -razona-. E así, desa maneira, se tomas un viño da nosa comarca e gozas dos nosos produtos, e se che gusta, podes mercar máis para levar».

¿Y si no hay nadie interesado en ese tipo de negocio? Es una posibilidad que también contemplan en Vilamartín. «Entón igual o deixamos para outra cousa», avanza el alcalde.

Antes de sacar el edificio a concurso es preciso rematar la rehabilitación. Estos días están en marcha los trabajos para cambiar la cubierta de pizarra. Para las obras se están utilizando vigas de madera y losas de pizarra que fueron aprovechadas de varias viviendas que el Concello tiró en el pueblo de Cernego para habilitar una plaza. «A idea é rematar a cuberta antes de nada, para evitar que o edificio caia a cachos», explica Barreiro.

En un par de semanas espera que esté rematada la primera fase. Después tocará limpiar la piedra de las paredes e ir acondicionando el interior. «A idea é que todo o conxunto quede rematado aló pola primavera», decía. Aunque los trabajos de la cubierta los está realizando una empresa privada, la intención del gobierno es que el grueso de las obras lo haga la brigada municipal. «Aproveitaremos cando faga moi mal tempo para que traballen aquí», avanzaba Álvarez Barreiro.

Unificar el entorno

Al lado del edificio en rehabilitación hay otro, también de titularidad municipal, que será objeto de ciertas mejoras. «Pintarémola e adecuarémola un pouco; porque queremos que non desdiga o entorno. As fiestras queremos enmarcalas con madeira, e posiblemente cambiemos a cuberta máis adiante. Pero sen demasiados gastos», defendía el alcalde valdeorrés.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vilamartín rehabilita la antigua sede de la Cruz Roja para instalar un negocio de productos típicos