La riada causó importantes daños en la zona verde del Malecón de O Barco

María Cobas Vázquez
m. cobas O BARCO

VILAMARTÍN DE VALDEORRAS

La riada levantó las tuberías de riego del Malecón.
La riada levantó las tuberías de riego del Malecón. lolita vázquez

Los desperfectos están sin cuantificar a la espera de que el Sil vuelva a su cauce habitual

18 feb 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Todavía sin cuantificar al completo mientras el río Sil no vuelva a estar en su cauce habitual, en O Barco de Valdeorras ya saben que los efectos de la riada serán importantes. El agua arrasó parte de la zona verde del Malecón, levantando la tierra y dejando las piedras a la vista. No solo eso, también estropeó la senda peatonal, moviendo las piedras que la marcan y también la zahorra; así como varias papeleras y bancos que hay en la zona baja junto a las piscinas. A esto se une que arrancó la tubería del riego, que puede verse flotando en la zona alta del Malecón, junto al parque infantil más próximo al casino. «Creemos que solo levantó la tubería, que bastará con enterrarla y conectarla de nuevo... pero mientras no baje el río no podremos ver los daños completos», explica la edila de jardines municipales, Cristina Domínguez. Lo que tiene claro es que los daños son «considerables».

También en A Rúa tratan de cuantificar las consecuencias provocadas por la subida del río Sil y el desbordamiento del embalse de san Martiño. El campo de fútbol, el pabellón y las piscinas municipales sufrieron inundaciones, al igual que las pistas de pádel y tenis que hay en O Aguillón.

Además, continúa anegada la zona de A Reza. No así la carretera que discurre paralela al río desde ahí hasta la chopera, que ayer fue reabierta al tráfico tras varios días cortada por la abundante presencia de agua. También se puede ver ya la senda peatonal que discurre por la ribera, aunque desde Protección Civil alertan de que no está practicable.

En Vilamartín de Valdeorras, el arroyo Leira sigue desbordado metros antes de desembocar en el Sil.