Más de 700 trabajadores se formarán cada año en el centro de Vilamarín

Las empresas constructoras esperan paliar la ausencia de empleos cualificados

.

ourense / la voz

La provincia de Ourense cuenta desde ayer con un nuevo centro de formación con el que el sector de la construcción pretende paliar la ausencia de empleos cualificados en esta actividad económica. Las nuevas instalaciones se han edificado en el polígono industrial de Vilamarín y en ellas se pretende formar anualmente a unos setecientos trabajadores.

El nuevo centro, que pertenece a la Fundación Laboral de la Construcción, se inauguró ayer con una amplia presencia de autoridades, encabezadas por el presidente de la Xunta. «A formación é unha inversión que redunda en beneficios, ninguén dubida hoxe en día da súa importancia», recordó Alberto Núñez Feijoo, que se refirió a la reducción de paro en el sector o el incremento de trabajadores afiliados para asegurar que «somos optimistas» respecto a la recuperación de la construcción, recordando que el año pasado 1.300 trabajadores gallegos se beneficiaron de planes formativos. El presidente gallego aprovechó su comparecencia para adelantar algunos detalles de la nueva ley de rehabilitación que se tramita en Galicia, y para pedir a los empresarios del sector de la construcción que «antes de edificar novas vivendas, intentemos rehabilitar ás que temos en desuso, porque hai que ter en conta e valorar o noso patrimonio».

Durante la apertura de las nuevas instalaciones se hizo un repaso a la actividad que la fundación ha desarrollado en sus 25 años de vida, que también se conmemoraron ayer. «La formación profesional es la base para el avance de la sociedad», afirmó el alcalde de Vilamarín, Amador Vázquez, quien animó a los promotores del nuevo centro a permitir su uso por parte de otros sectores, como el de la madera, que genera un alto número de puestos de trabajo en el municipio.

Juan Lazcano, presidente de la Confederación Nacional de la Construcción, aseguró que las nuevas instalaciones «son una apuesta de futuro» y advirtió que «es el momento de reinventarse, de construir desde la calidad y no desde el dinero, y para ello vamos a requerir mano de obra cualificada». Por su parte, los representantes de UGT y CC.OO., Juan Carlos Barrera y Vicente Sánchez, destacaron la necesidad de contar con más profesionales jóvenes y bien formados en esta actividad económica.

Diferentes acciones

En la nueva sede, situada en una parcela de once mil metros cuadrados, está previsto que se formen desde las próximas semanas trabajadores del sector, tanto en certificados de profesionalidad como en el manejo de maquinaria de obra pública. Del mismo modo, se continuará impartiendo formación en las áreas más relevantes para el impulso del sector y sus profesionales, como son la eficiencia energética, la rehabilitación y construcción sostenible, el BIM (Building Information Modeling), o la internacionalización de las empresas, además de la formación en materia de seguridad y salud laboral. La fundación laboral prevé asimismo reforzar su apuesta por la formación práctica, ya que en la sede se impartirán talleres de soldadura, instalaciones eléctricas y fotovoltaicas, fontanería, edificación y prácticas preventivas. También se ha previsto un espacio de 2.800 metros para impartir formación de maquinaria de obra pública.

Durante el acto se homenajeó la trayectoria de Eligio Nieto, presidente de los constructores y responsable de la fundación laboral en Galicia. Nieto aprovechó ese homenaje para despedirse: «Debo ir dejando mi actividad profesional», anunció.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Más de 700 trabajadores se formarán cada año en el centro de Vilamarín