El PP dará la alcaldía de Viana do Bolo a un tránsfuga del PSOE

Abelardo Carballo relevará al nacionalista Secundino Fernández tras la moción de censura; y dentro de un año y medio dimitirá para dar paso al popular Andrés Montesinos

Secundino Fernández fue elegido alcalde en 2019 con los votos del PSOE
Secundino Fernández fue elegido alcalde en 2019 con los votos del PSOE

O Barco

El PP de Viana do Bolo dará sus votos a uno de los dos tránsfugas del PSOE para relevar en la alcaldía a Secundino Fernández (BNG). Después de meses fraguándose, finalmente llegó el acuerdo entre los ya exsocialistas y los populares para arrebatar el bastón de mando a los nacionalistas, el mismo que le habían dado hace poco más de un año los tres votos del PSOE.

Después de las municipales del 2019, las negociaciones entre los dos partidos de izquierdas no llegaron más allá de la votación para la investidura. BNG y PP empataron en número de concejales, cuatro cada uno, pero el PP fue la lista más votada, por lo que sin los votos del PSOE Fernández nunca habría conseguido revalidar el bastón de mando que también cuatro años antes le había dado el PSOE (y también entonces sin conseguir fraguar un bipartito y con amenaza de moción de censura durante todo el mandato). No consiguieron llegar a más acuerdos, en parte por la negativa de los nacionalistas de compartir la alcaldía (dos años cada uno) con el cabeza de lista socialista, Pablo Luis Salgado, que dimitió apenas un mes después por incompatibilidad laboral (ya que trabajaba para el ayuntamiento). Quedó como portavoz del PSOE entonces Abelardo Carballo (que era el número tres en al lista), que ahora sí ha conseguido ese acuerdo con el PP y será el próximo alcalde. El acuerdo señala que dentro de un año y cuatro meses Carballo dimitirá para ceder el cargo al cabeza de lista del PP, Andrés Montesinos.

Junto con Carballo, también Santiago Barja (que cogió el acta tras la dimisión de Salgado) se pasó hace un par de semanas al grupo de no adscritos, lo que se interpretó desde un primer momento como el paso previo a la moción de censura. Actualmente solo María Páez se mantiene como concejala del PSOE.

El paso dado adelante hoy no es una sorpresa para nadie. Abelardo Carballo llevaba meses hablando de la posibilidad de una moción de censura si el BNG seguía sin negociar los temas importantes con ellos, como el caso de los presupuestos, que llegaron a pleno sin reuniones previas; y entonces PP y PSOE hicieron pinza para que no salieran adelante. El BNG invitó después a la oposición a hacer propuestas al respecto, pero ya era tarde. El PP siempre ha sido más reacio en este tiempo a hablar abiertamente de la moción de censura. Eso sí, su portavoz, Andrés Montesinos, aprovechaba cualquier oportunidad para lanzar el dardo a los socialistas recordándoles que ellos no le habían dado la alcaldía a los nacionalistas. Y retó en varias ocasiones a Secundino Fernández a que presentase una cuestión de confianza. El envite nunca fue recogido por Fernández, que decidió prorrogar los presupuestos.

Y precisamente a través de Montesinos se ha conocido esta mañana la moción de censura. En una nota difundida por el PP, el que será teniente de alcalde, aseguró que el nuevo proyecto busca «a rexeneración política e social» de Viana. Dijo que se trata de un paso «absolutamente necesario» ante un escenario político «insostible logo de máis dun ano de desgoberno, falta de transparencia, de diálogo». También aludió a la «nefasta xestión durante a pandemia», una labor que también criticaron los socialistas meses atrás, aludiendo al hecho de que Fernández no estuvo en la localidad durante el estado de alarma, ya que tiene su lugar de residencia en otra provincia. Montesinos habló además de lo que considera «total desprezo do alcalde nacionalista cara os grupos da oposición e as súas iniciativas, dirixindo o concello dun xeito ditatorial». Y añadió: «Sufrimos a total falta de empatía do alcalde cara ás forzas políticas da oposición, falta de transparencia, de diálogo e mesmo a súa incapacidade para cumprir os acordos plenarios aprobados por unanimidade». Avanzó Montesinos que «a palabra consenso vai ser o eixo da proposta de goberno». Los principales asuntos a desarrollar serán los presupuestos, el nuevo organigrama municipal, el reparto de áreas y el régimen de retribuciones, y las actuaciones para iniciar la aprobación del plan de urbanismo. También incluyó entre las propuestas la puesta en marcha inmediata de las gestiones necesarias para el arreglo de la carretera de San Agustín, la adquisición de una máquina desbrozadora para la conservación y mejora de caminos, el apoyo a los ganaderos y la mejora, acondicionamiento y señalización de los accesos a los núcleos de población.

Por su parte, el todavía alcalde, Secundino Fernández, publicó en su perfil de Facebook su punto de vista sobre la moción, que calificó de fraude a los vecinos. «O PSOE 'vende' os votos da veciñanza para volver a pór no goberno ao PP e Andrés Montesinos. A traición instálase en Viana», escribió. La Voz intentó sin éxito contactar con Fernández.

El PP apoya el cambio de gobierno

Desde el Partido Popular en Ourense, su secretario xeral, Rosendo Fernández, defiende el pacto. Tras recordar que el PP fue la lista más votada en mayo del 2019, dijo: «Se os partidos de esquerda non foron quen de saber dialogar e pactar en todo este tempo, diante das novas circunstancias políticas o PP está totalmente lexitimado para abrir paso a unha etapa de xestión en Viana do Bolo».

El PSOE rechaza el acuerdo

Totalmente contraria ha sido la acogida en el PSOE. El cambio de gobierno anunciado en Viana do Bolo no cuenta con el apoyo del partido. La dirección provincial envió un comunicado rechazando «contundentemente» la moción y anunciando la expulsión de los dos concejales que la firman, que hace un par de semanas que se pasaron al grupo de no adscritos. «Esta é unha manobra de dúas persoas que non buscan máis que satisfacer as súas ambicións persoais por riba das siglas, as ideas e a vontade do partido e a veciñanza», señalan desde la agrupación que lidera Rafael Rodríguez Villarino. Y acusan al PP y a su presidente provincial, José Manuel Baltar, de «conseguir a través de tránsfugas o que non acadaron nas urnas cos votos da veciñanza». Aseguran que estaba en marcha una mesa de negociación con el BNG para conformar un gobierno progresista, y acusan a Abelardo Carballo y Santiago Barja de «boicotear os acordos con esta manobra e pacto antinatura co PP». Remarcan que ambos estuvieron en la reunión, por lo que, dicen desde el partido, «chama moito a atención que sen previo aviso e sen comunicar nada o partido, estas dúas persoas decidan agora facer saltar polos aires posibles acordos de goberno».

El BNG pide a PP y PSOE que den marcha atrás

La moción de censura se conoció a las diez de la mañana, a través de un comunicado enviado a los medios por el PP a nivel provincial. Eran sobre las doce y media cuando desde el PSOE de Ourense se hacía llegar una nota de prensa censurando el acuerdo; y pasaba de las tres cuando el BNG envió el suyo. 

La diputada y miembro de la Executiva Nacional, Noa Presas, remarcó que los vecinos eligieron «un goberno progresista encabezado polo BNG, vontade que agora o Partido Popular e o PSOE non queren respectar». Tras rechazar la moción de censura, pidió a PP y PSOE «que rectifiquen para non levala adiante». Calificó el acuerdo como un «atentado democrático» que busca «fortalecer o baltarismo na provincia de Ourense».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El PP dará la alcaldía de Viana do Bolo a un tránsfuga del PSOE