Condenada por plantar fuego con un mechero para generar pastos en Viana do Bolo

Un hombre de Pazos de Arenteiro admite que tiró fuegos artificiales en una época de altas temperaturas y provocó un incendio


ourense / la voz

Mientras cuidaba un rebaño en Rubiais, en el municipio de Viana do Bolo, María Yáñez cogió un mechero y plantó fuego en dos puntos, separados entre sí tres metros. La finalidad era generar pasto para su ganado pero fue descubierta por agentes del Seprona de la Guardia Civil, que vigilaban la zona y apagaron el incipiente incendio. Finalmente, solo resultaron afectados ocho metros cuadrados de monte raso de fincas de particulares, que renunciaron a ejercer acciones civiles.

La mujer quedó acusada de un delito de incendio forestal y llegó a un acuerdo de conformidad con la fiscalía, por lo que aceptó los cargos que se le presentaban y una pena de un año de prisión, más una multa de 1.620 euros, que se sustituirán por 270 días de responsabilidad penal sustitutoria en caso de impago.

No fue la única condena por incendio que salió ayer de los juzgados penales de Ourense. En otro caso, el encausado era Adolfo Iglesias, a quien se atribuía un incendio imprudente que causó al lanzar cuatro fuegos artificiales y dos bombas de estallo para anunciar las fiestas de san Roque en Figueiredo, en Pazos de Arenteiro (Boborás). No tuvo en cuenta las condiciones meteorológicas, con 36,8 grados, humedad de menos del 30 % y rachas de viento. Causó un fuego que afectó a 0,20 hectáreas de monte raso. Se conformó con una condena de cuatro meses de prisión, atenuada por su alcoholismo crónico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Condenada por plantar fuego con un mechero para generar pastos en Viana do Bolo