El embalse de Viana sigue llevando de todo... menos agua

El bajo nivel del caudal permitió que por segunda vez los vecinos impulsasen una limpieza del río


o barco / la voz

Sucedió el mes pasado y este fin de semana volvió a ser posible. Las lluvias de la última semana no supusieron cambios en el caudal del embalse de Viana do Bolo, que va tan bajo que es posible caminarlo en parte; así que un grupo de vecinos volvió a impulsar una jornada de limpieza del espacio natural y de nuevo salieron todo tipo de objetos que en lugar de acabar en la basura, en el punto limpio o el centro de reciclaje oportuno, fueron arrojados al agua. Así, los voluntarios recogieron desde chapas publicitarias a un carrito de bebé, sin olvidar las ruedas, que ya habían sacado en número importante en la pasada limpieza y que esta vez no quedaron atrás. Y no solo de coche, también de tractor y camión. No fue fácil y en algunos casos fue preciso la intervención de más de una persona para «pescar» la rueda del agua y trasladarla a tierra firme.

«Esta vez se unió mas gente. El grupo creció y está muy animado; vamos a hacer de esto algo regular», explicaba Cristina Fernández, una de las participantes en la limpieza.

El objetivo de los voluntariosos vecinos de Viana do Bolo es aprovechar la sequía para sacar del cauce del embalse el mayor volumen de basura posible. Todo lo que limpian los voluntarios es después gestionado por el Concello, que se encarga de su reciclaje. Sin una fecha todavía cerrada, la previsión de lluvia hace que todavía sea posible planear limpiezas en el terreno ocupado habitualmente por el agua en pleno mes de octubre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El embalse de Viana sigue llevando de todo... menos agua