Ourense, A Rúa, O Barco y Verín concentran la mayoría de contagios

María Cobas Vázquez
María Cobas O BARCO

VERÍN

En A Rúa se está haciendo un cribado masivo entre la población
En A Rúa se está haciendo un cribado masivo entre la población LOLITA VAZQUEZ

La curva de casos activos sube por tercer día consecutivo, y señala que hay 424 ourensanos con coronavirus

13 dic 2020 . Actualizado a las 18:33 h.

El último balance del área sanitaria de Ourense, Verín y Valdeorras señala el tercer día consecutivo con la curva en subida. Y eso que no se espera que las previsibles consecuencias de las matanzas y el puente —si hubo reuniones de más de seis, y no se mantuvieron las medidas de seguridad para evitar contagios— se hagan visibles hasta mediados de la semana que mañana comienza. Y aún así, con ese temor en el ámbito sanitario todavía pendiente de ver se si convierte en realidad, la curva señala que hay 424 casos activos. Son 60 más de los que había en el balance del jueves, pero no significa que se detectaron esos casos nuevos, ya que también hubo 27 altas y un fallecimiento. Por tanto, en tres días se suman 116 nuevos casos, 48 de ellos el sábado (ese día a las 18.00 horas se hizo el corte de los datos oficiales publicados ayer).

La mayoría se concentran en cuatro ayuntamientos: Ourense, O Barco, A Rúa de Valdeorras y Verín. Sumaron al menos —el Sergas no da datos por concellos de las altas registradas, que de haberlas significaría que hubo más contagios— 26 nuevos casos ese día. En la capital fueron 14 los vecinos que supieron que habían dado positivo en la PCR; otros 6 en A Rúa y 3 en O Barco y Verín. En total, en Ourense ciudad hay 138 casos activos, 24 en Verín, 28 en A Rúa y 29 en O Barco. Sigue sin cambios el brote de Sarreaus, que suma 46 contagios; mientras que el de Castrelo do Miño suma un caso más y ya son 19 los infectados (más de la mitad en la vivienda comunitaria).

En marcha un cribado en A Rúa

Ante la mala evolución de los datos de contagios en A Rúa de Valdeorras, el viernes la Xunta decidió cerrar la localidad perimetralmente y obligar a la hostelería a cerrar a las cinco de la tarde. Además, en las reuniones no puede haber más de cuatro personas, independientemente de que sean en el ámbito público o en el privado.