La Xunta levanta las restricciones en O Carballiño y las mantiene en Verín con 9 casos

A Rúa sigue bajo vigilancia del comité clínico tras subir hasta los 29 contagios

La hostelería podrá reabrir sus puertas en O Carballiño mañana
La hostelería podrá reabrir sus puertas en O Carballiño mañana

O Barco

La hostelería de O Carballiño podrá reabrir sus puertas y los vecinos podrán moverse con libertad hacia otros ayuntamientos que no estén en cierre perimetral. La Xunta ha decidido levantar las restricciones más duras ante la buena evolución de los datos sobre la incidencia del coronavirus. En la localidad hay 23 casos activos. Llega el fin de unas restricciones impuestas hace casi un mes. El 22 de octubre se prohibió toda actividad no esencial en O Carballiño, lo que implicó que bares y restaurantes solo podían servir para llevar o a domicilio y que los centros de ocio infantil tenían que bajar la persiana de manera temporal. La medida funcionó y de una incidencia disparada que llegó a ser de más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes se ha llegado a los datos de hoy, que permiten a los vecinos recuperar cierta normalidad en sus vidas y a los hosteleros reabrir sus negocios. Será a partir de esta medianoche, así que mañana podrán abrir los bares y los restaurantes para dar servicio en el interior (no en la barra) y en las terrazas.

En Verín la Xunta impuso las medidas más duras el pasado día 7 de noviembre, aunque ya desde el sector de la hostelería y el Concello habían avanzado en ese sentido desde semanas antes. Fue el 13 de octubre cuando se cerraron los bares y las terrazas, dejando únicamente los restaurantes abiertos para dar servicio a todos los trabajadores (especialmente los desplazados) que tienen que comer y cenar fuera. La medida se aplicó también ante una tasa de contagios disparada que llegó a mostrar 92 casos activos al mismo tiempo, en medio de una comarca con una población envejecida y un brote en la residencia Val de Monterrei; tres factores que juntos provocaron una importante presión asistencial en el hospital comarcal. Ahora, solo quedan 9 casos activos y la localidad lleva varios días en nivel 0 de alerta, es decir, con menos de 7 nuevos contagios en la última semana. Aún así, se mantiene el cierre perimetral y de hostelería.

Así que Verín tendrá que esperar al menos unos días más para decir adiós a las restricciones, de las que, en cambio, se libra A Rúa de Valdeorras a pesar de una incidencia disparada en los últimos días. Los positivos que se están confirmando en los últimos días han elevado el concello a nivel 2 de alerta. Significa que en la última semana se han contabilizado entre 14 y 21 nuevos casos. En un día la cifra de contagios ha pasado de 24 a 29, y se siguen haciendo PCR a varias decenas de contactos estrechos después de que la transmisión del virus se disparase en al menos dos fiestas celebradas el pasado fin de semana. «O subcomité clínico acordou implementar unha observación específica á súa evolución epidemiolóxica», advierten desde la Xunta.

En lo que respecta a la ciudad de Ourense, sigue bajando el número de casos activos, una tendencia que se viene dando desde el pasado día 6, cuando se contabilizaban 336 positivos. A día de hoy esa cifra ha bajado hasta 222. Aún así, las medidas restrictivas se mantienen, al igual que en Barbadás, San Cibrao das Viñas, O Pereiro de Aguiar, Toén, Coles y Amoeiro.

Tampoco se levantan las medidas en Xinzo de Limia, donde tras dos semanas con cierre perimetral y la hostelería trabajando solo para llevar, no se ha conseguido doblegar la curva. Aún así, las cifras de hoy permiten ver algo de esperanza, al bajar el número de casos activos por primera vez en varios días. Son 78 los vecinos que están pasando el coronavirus, cinco menos que ayer.

En el cómputo general de la provincia, los casos activos siguen bajando. Hoy son 720, aunque sigue habiendo contagios. En las últimas horas se ha confirmado el positivo por coronavirus de 57 personas, lo que eleva a 7.308 los pacientes que suma la pandemia en la provincia; y se han curado 72 más, hasta un total de 6.308 personas. En el camino se han quedado 279 ourensanos que no han podido superar la enfermedad.

La mayoría de los casos activos están en aislamiento domiciliario, aunque hay 87 personas que siguen precisando atención hospitalaria. De ellos, 77 están en planta (66 en el CHUO, 8 en el Hospital Comarcal de Valdeorras y 3 en el de Verín); y 10 en la unidad de cuidados intensivos del CHUO.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta levanta las restricciones en O Carballiño y las mantiene en Verín con 9 casos