Verín baja a nivel 0 de alerta tras 35 días con los bares cerrados

En la localidad llegó a haber 92 vecinos contagiados al mismo tiempo; ahora son 24 los casos activos

La hostelería de Verín lleva ya más de un mes cerrada
La hostelería de Verín lleva ya más de un mes cerrada

O Barco

Verín consiguió ayer bajar a nivel 0 de alerta. Tras mucho tiempo en máximo nivel por el elevado número de contagios, ya solo quedan 24 personas pendientes de curación por coronavirus. Llegó a haber 92 vecinos con covid-19 al mismo tiempo. Sucedió el 27 de octubre, cuando ya los bares y las terrazas llevaban cerrados 14 días, en una medida consensuada entre la hostelería y el Concello, que acompañó la propuesta con ayudas específicas al sector. Los restaurantes seguían sirviendo comidas y cenas, justificado en que se trata de un servicio esencial para los trabajadores que están desplazados en la localidad o que no tienen tiempo de ir a comer a casa.

El día 13 de octubre el Concello y los hosteleros llegaron a esa decisión ante el avance de los contagios en la localidad. Había 72 casos activos y la curva no dejaba de crecer. El día 22, la Xunta decidió el cierre perimetral de Verín junto a Oímbra y Vilardevós, y lo justificó en los 87 casos activos en la capital comarcal (además 15 en Oímbra y 16 en Vilardevós) y ante una población envejecida. Los mayores contagiados eran cada vez más y eso estaba haciendo crecer la presión asistencial en el hospital comarcal y también en el CHUO, a donde fueron derivados los pacientes cuyo estado de salud era más delicado. Coincidía en el tiempo, además, con el brote registrado en la residencia Val de Monterrei, en el Concello de Monterrei, donde llegaron a estar infectados al mismo tiempo 57 usuarios y 16 trabajadores (aunque para ese 22 la cifra había bajado a 45 y 7, respectivamente). Todo un cúmulo de situaciones al mismo tiempo que pedían medidas para frenar el avance de la pandemia. El 27 de octubre se marcó el pico, con 92 casos, y desde entonces la curva no dejó de bajar. Primero de manera más tímida, con uno o dos casos menos cada jornada, y después de manera más acusada. Así, el 7 de noviembre, cuando la Xunta obligó a cerrar toda la hostelería en la localidad -y dejar únicamente el servicio para llevar o a domicilio- había 55 casos activos. En el hospital comarcal eran 7 los ingresados (llegó a haber 11 personas en la planta covid, en la primera quincena de octubre). Y desde entonces ha ido cayendo la curva y ralentizándose el ritmo de contagios. Se han registrado menos de 7 nuevos casos en la última semana, y son 24 los pacientes pendientes de curación (y 6 los ingresados en el comarcal).

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Verín baja a nivel 0 de alerta tras 35 días con los bares cerrados