«Miré por la ventana y vi las chapas del tejado volando»

La tormenta levantó el techo de las buhardillas de Edelmiro Cid y Fidel Núñez en Verín

;
Cuatro vecinos se quedan sin techo sobre sus buhardillas en Verín La tormenta levantó el tejado de un edificio situado en el centro verinense

Ourense

La tormenta cayó este lunes sobre Verín durante poco más de veinte minutos. Tiempo suficiente para llevarse por delante buena parte del tejado de uno de los edificios situado en la avenida de Laza, en el centro de este municipio ourensano. Por suerte, el techo arrancado por los fuertes vientos no cubría ninguna vivienda en sí misma, si no que dejó al descubierto cuatro buhardillas. Una de ellas es la de Edelmiro Cid. «Estaba en casa y escuché un aire espantoso así que me asomé por la ventana y vi las chapas del tejado volando por el aire en dirección a la calle», explica. Aterrizaron a la entrada de la farmacia que hay en la acera de enfrente. Dentro de ella se acababan de resguardar de la lluvia todos los clientes que hacían cola para comprar medicamentos.

«Si no llega a ser por el confinamiento estaríamos ahora mismo lamentando víctimas porque por esta calle pasean muchísimas personas a diario», cuenta Fidel Núñez, otro de los vecinos afectados. A él justo le avisó Edelmiro cuando venía de comprobar los daños en su trastero. «Iba a bajar al garaje un momento y me lo encontré. Inmediatamente avisé a mi hija y subimos los dos a ver que pasaba», explica. En su caso, el viento se llevó por delante la mitad del tejado de su buhardilla. Tiró tabiques, vigas de madera, muros de separación entre unos trasteros y otros y columnas interiores de ladrillos. Pero tal y como piensa Fidel, la culpa no fue exclusivamente del mal tiempo. «El tejado se arregló hace menos de diez años y está claro que lo dejaron mal colocado. En mi desván yo me encargué hace varios años de afianzar la unión del techo al suelo con una espuma», añade. Precisamente en la zona en la que Fidel realizó este refuerzo, el techo no se desprendió del todo. «A mí me parece que lo que pasó este lunes es que el viento se coló por un lateral que estaba mal asegurado, levantó todo lo que pudo a su paso y frenó justo encima de mi parte porque estaba más afianzada», relata este verinense.

También Edelmiro había reforzado recientemente el techo de su desván. «Antiguamente era de tejas solo y yo lo preparé hace pocos meses con unas chapas que diesen más seguridad. La tormenta las agujereó pero, por suerte, la gran parte de mi tejado se mantuvo», afirma. Ahora los dos vecinos, junto a los propietarios de los otros dos trasteros, aguardan a que el seguro tome medidas mientras limpian en profundidad. «Estoy bajando al piso todas las bolsas de ropa que teníamos aquí guardadas para evitar que se humedezcan e intentando solucionar los destrozos», termina Fidel.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

«Miré por la ventana y vi las chapas del tejado volando»