«Estábamos intranquilas, porque dar a luz tan lejos no es nada agradable»

Tres mujeres verinenses embarazadas miran con alivio la reapertura del paritorio


verín / corresponsal

La noticia de la reapertura del servicio de paritorio desde una fecha no determinada del mes de febrero ha aliviado a las cerca de treinta embarazadas del distrito sanitario de Verín. Todas las afectadas prefieren dar a luz en el centro donde se ha seguido su gestación desde hace meses. Desde primerizas hasta madres veteranas, todas muestran su entusiasmo por el anuncio de la puesta en marcha de nuevo de un servicio que, creen, «no debió haberse suspendido».

La recta final de Alexandra

Alexandra María está en las últimas semanas de su embarazo. Su parto puede tener lugar en cuestión de pocos días. Se muestra entusiasmada por el hecho de que el paritorio vaya a reabrir en pocas semanas. «Hay que tener en cuenta que la atención personalizada a la mujer es fundamental en un embarazo. Aquí estamos atendidas desde hace meses por buenos profesionales que también nos ayudarán en el parto», comenta. Y expone: «Algunas de nosotras estábamos intranquilas cuando cerraron el paritorio en diciembre porque la idea de tener que dar a luz tan lejos no es nada agradable». Ahora, espera poder tener a su bebé allí, en el hospital comarcal. «Estamos en el año 2020. Que intenten cerrar un paritorio a estas alturas no es algo lógico», resume.

La quinta vez de Dolores

Dolores Dosantos vive con tranquilidad su trigésima sexta semana de embarazo. No es, precisamente, una madre primeriza. Ya ha pasado en cuatro ocasiones por el trance de dar a luz a un bebé. «Me parece algo estupendo que reabran el paritorio. Quedamos preocupadas cuando nos enteramos de que cerraban el servicio. No nos parecía nada bien», resalta. Y añade: «Es muy positivo contar con profesionales buenos como los que hay aquí, que ya nos conocen y saben cómo va nuestro embarazo. Creo que eso es algo esencial». Dolores tiene la esperanza de dar a luz a su quinto hijo sin incidencias: «Espero hacerlo en este hospital y no estar preocupada de si me mandan o no a Ourense a toda prisa en un momento dado».

Azucena lo vivió con inquietud

Azucena Grande está a punto de ser madre primeriza. Residente en Verín, indica que se encuentra en su séptimo mes de gestación. «La atención del personal de aquí es excelente. Creo que todas las mujeres embarazadas de la comarca nos encontramos muy a gusto con ellos», relata. «A muchas de nosotras nos sentó muy mal la noticia del cierre del paritorio. Estábamos intranquilas», dice. Azucena confía en las condiciones del paritorio, pero su preocupación durante el inicio del cierre fue la distancia: «Vivo en Verín y esto realmente queda al lado, pero pienso en otras mujeres que igual están en A Gudiña o en otros municipios lejanos y la opción de dar a luz en Ourense era algo muy inquietante por el riesgo que nos suponía».

Las matronas no entienden el consentimiento «reforzado»

Begoña Pérez, profesional sanitaria en Verín e integrante de la Asociación Galega de Matronas, valoró este martes la indicación de la Xunta de que las madres que decidan tener a sus hijos en Verín deberán firmar un documento «reforzado» para conocer con exactitud a qué se enfrentan. «Nunca hemos escuchado hablar de eso. Hay consentimientos informados cuando se trata de intervenciones por una patología o lesión. En el caso de un parto, cuando es cesárea. Pero ese matiz de consentimiento informado reforzado nos parece una cosa extraña», indica.

Además, estima que Núñez Feijoo «ningunea a las matronas porque prácticamente ni nos ha nombrado en su comparecencia cuando nosotras siempre estamos en los partos de bajo riesgo», indicó.

En la misma línea se encuadró la portavoz de la Plataforma SOS Sanidade Pública da Comarca de Monterrei, Eva Fernández: «Valoramos positivamente que a xerencia de Verín apure na contratación dos pediatras, pero moléstanos bastante que a Xunta aluda aos profesionais sobre esa suposta falta de pericia, cando ao longo de 26 anos nunca pasou nada aquí». El jefe de ginecología de Verín, Javier Castrillo, también mostró su desconcierto momentáneo: «Estamos a la espera de una notificación oficial sobre ese consentimiento. Hasta entonces, tenemos claro que seguiremos los estándares sobre notificaciones de hasta ahora, basados en las recomendaciones de las sociedades científicas».

Las madres que paran en Verín deberán firmar un consentimiento «reforzado»

M. Ascón, M. Doallo, P. Varela, S. Martínez

El presidente de la Xunta asegura que nunca quiso cerrar el paritorio de la localidad

Cualquier paciente que se someta a un procedimiento hospitalario ha de firmar un consentimiento informado en el que se le advierte de los riegos de esa intervención. Tras anunciar el cierre del paritorio de Verín, la Xunta ha dado marcha atrás, pero las madres que decidan tener a sus hijas allí deberán firmar un documento «reforzado» para conocer con exactitud a qué se enfrentan.

Así lo anunció este lunes el presidente del gobierno autonómico, Alberto Núñez Feijoo, que fue preguntado por este asunto durante una visita al Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO). Ese consentimiento informado «reforzado» servirá, según dijo, «para que as familias que queiran seguir parindo en Verín saiban que vai ser onde nos van autorizar para facer os partos».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«Estábamos intranquilas, porque dar a luz tan lejos no es nada agradable»