Vieja guardia para el polvorín de Verín

Guillermina Agulla, que estaba jubilada desde enero del año 2017, queda al frente de la gestión en el hospital comarcal


ourense / la voz

La doctora Guillermina Agulla Budiño es desde este jueves la nueva directora del distrito sanitario de Verín, relevando así a Miguel Abad tras su renuncia a la gerencia del hospital comarcal a finales del pasado mes de diciembre por «motivos personales» y tras llegar a un acuerdo mutuo con Sanidade.

Con la incorporación de Agulla, el Sergas apuesta por un perfil de veteranía y pasado en los hospitales de la provincia. Agulla ocupó desde el año 2006 diversos puestos de responsabilidad en la sanidad ourensana: asumió la subdirección médica del CHUO, la del hospital de Verín y también la del comarcal de O Barco de Valdeorras.

En Verín, concretamente, estuvo al frente en dos etapas: entre los años 2010 y 2013, momento en el que se marchó a O Barco; y desde enero de 2016 a enero de 2017, cuando se jubiló y dejó la comarca de Monterrei.

«A nova directora do hospital de Verín terá como obxectivo o de impulsar a innovación na xestión e a capacidade de adaptación do hospital ás necesidades presentes e futuras dos usuarios e os veciños da comarca promovendo a participación social e da cidadanía, mellorando as canles de información, e potenciando o funcionamento dos consellos de saúde do distrito sanitario», indican desde el Sergas.

Adiós momentáneo al retiro

Agulla estaba actualmente sin ejercer después de abandonar precisamente Verín a inicios del año 2017, cuando apenas llevaba uno en el cargo. Ahora, tendrá como principal frente de acción la crisis abierta en el hospital comarcal tras el cierre del paritorio -ejecutado por la gerencia del área sanitaria provincial el pasado 1 de diciembre- y que derivó en un encierro de facultativos verinenses y vecinos de la localidad que se mantiene desde el día posterior a la clausura de la unidad de partos.

En el hospital de Verín, fuentes consultadas mostraban este jueves su sorpresa por el nombramiento de Agulla. «No esperábamos que fuese a venir de gerente porque, en teoría, ya estaba fuera del circuito y se había jubilado. Entendemos que si la han designado es porque hay una voluntad de solucionar el problema que tenemos ahora», dicen desde el comarcal. Curiosamente, Agulla toma el relevo de Miguel Abad, que fue quien en abril del año 2017 tomó el mando del comarcal de Verín tras la jubilación de la primera.

La valoración de su predecesor

Miguel Abad, inmerso ahora en un proceso de reciclaje de dos meses y medio antes de retomar su anterior actividad como médico de familia en Ourense, indica que el puesto de director de distrito sanitario -que sería el equivalente al de gerente, pero con más responsabilidades- «permite que se presenten personas que tengan los requisitos aunque no estén en activo».

Abad explica que en el caso de edades avanzadas, y debido al hándicap de médicos existentes, «el Sergas permite prorrogar la actividad de los facultativos que lo soliciten más allá de los 65 años estipulados como límite para la jubilación». En el caso de los directivos, no habría ese límite, ahora flexible. «Al tratarse de un puesto de dirección de libre designación, imagino que el Sergas contempló su currículo más allá de que estuviese jubilada», añade.

La trayectoria de Agulla fue calificada por Abad como «notable». «Desconozco si se presentaron más candidatos, pero entiendo que la Consellería vio que cumplía los requisitos», agrega.

Una pediatra de las Islas Baleares y otra gallega se han interesado por los puestos interinos

El margen administrativo de 48 horas que concede la Xunta tras haber expirado el plazo de presentación de solicitudes a las dos plazas de pediatras interinos en Verín finalizó este jueves.

 Sin embargo, desde la gerencia del área sanitaria provincial inciden en que la conclusión del plazo no debería ser obstáculo para contratar a los facultativos. «Cuando tienes necesidad de personal, los plazos no son importantes», indican. En este sentido, afirman que en el CHUO no se registraron entradas de documentos en plazo para optar a los puestos, «pero puede haberse hecho en otros registros en otras partes del país o que se hayan mandado por correo».

Por los puestos en Verín han mostrado interés hasta el momento dos pediatras: una, residente en Galicia y con experiencia en hospitales comarcales; y una segunda, con trayectoria en la sanidad pública de las Islas Baleares. Desde el Sergas indican que las condiciones ofrecidas «son las mejores que se pueden dar ahora mismo en la administración pública» y que «se han lanzado los puestos sin oposiciones de por medio al ser plazas interinas».

Semanas atrás, uno de los pediatras del centro de salud de Verín, Juan Pablo Losada, había mostrado su voluntad de retomar las guardias localizadas si con ello se revertía el cierre del paritorio. «Lo dejé en junio del año pasado por cansancio, pero mostré mi predisposición de retornar si se volvía a abrir el servicio», indica. Desde el pasado mes de diciembre, no llegó a recibir ninguna llamada de la gerencia sanitaria provincial para interesarse por la cuestión. Losada, un facultativo ya veterano y con conocimiento de la comarca, estiró su vida laboral tras pedir prórrogas al Sergas más allá de los 65 años.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Vieja guardia para el polvorín de Verín