El Sergas alega que la falta de pediatras es un obstáculo «insalvable» para reabrir el paritorio de Verín

En Marea advierte que el descenso del número de partos no puede justificar el cierre de una prestación hospitalaria

Antonio Fernández-Campa, gerente del Sergas, en una imagen de archivo
Antonio Fernández-Campa, gerente del Sergas, en una imagen de archivo

Santiago / La Voz

El bajo número de partos, por un lado, y la falta de pediatras, por el otro. Esas son las razones esgrimidas este jueves por el gerente del Servizo Galego de Saúde, Antonio Fernández-Campa, para justificar el cierre de la sala de partos del hospital comarcal de Verín y poner de relieve que la falta de profesionales que puedan hacer un seguimiento de los recién nacido es un obstáculo «verdadeiramente insalvable» para poder reabrir el paritorio.

Fernández-Campa respondió en la comisión de Sanidade del Parlamento a una iniciativa de la diputada Paula Vázquez Verano (En Marea), que se interesó por las «razóns reais» que motivaron el cierre de la unidad de partos de Verín. Advirtió que el Gobierno gallego arguyó, en un primer momento, que el motivo de peso para el cierre era el bajo número de partos y que resultaba «desconcertante» que ahora se ponga por delante que se debe a la falta de pediatras, como resaltó el miércoles el presidente de la Xunta.

No obstante, el gerente del Sergas aludió a una combinación de ambas circunstancias. A una caída progresiva en el número de partos que se producen en Verín, que pasaron de los 119 nacimientos de hace tres años a la previsión de «non máis de sesenta» para este 2019, lo que significa un parto por semana. Y eso motivó que, en aras de la calidad y seguridad del servicio, se decidiera centralizar en Ourense los partos de bajo riesgo, pues los de alto riesgo ya se derivaban a la capital provincial «sen problema», apuntó.

Vázquez Verao matizó que la caída del número de partos sería un inconveniente manejable para mantener el servicio en Verín. «Séntense e verán que hai solucións», planteó. En cambio, Fernández-Campa también hiló ese inconveniente con la carestía de pediatras y con la circunstancia de que el Sergas no lograra cubrir las dos plazas de esta especialidad que sacó a concurso el pasado junio. «Os pediatras son imprescindibles para atender ao neno no momento do parto, de iso non terá ningunha dúbida», replicó el responsable del Sergas, que dejó la puerta abierta a reabrir el paritorio en cuando se cubran las nuevas plazas de estos profesionales.

El protocolo de traslado

Una de las aristas de conflicto aún por pulir entre la gerencia del área sanitaria provincial y los profesionales del servicio de Ginecología del hospital de Verín es el protocolo de traslado en caso de emergencias sanitarias.

Este miércoles, los tres ginecólogos verinenses recibieron dicho protocolo remitido por la gerencia encabezada por Félix Rubial, pero los facultativos no parecen conformes con lo expuesto y sopesan posibles acciones legales, pese a que evitaron hacer valoraciones al respecto a este diario. El documento estaba firmado por el propio Rubial; el director de procesos asistenciales, Javier Puente; el jefe de Ginecología del CHUO, José Luis Doval; y la jefa de Obstetricia, Esther Álvarez.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Sergas alega que la falta de pediatras es un obstáculo «insalvable» para reabrir el paritorio de Verín