Al cerrar el paritorio de Verín también se eliminará la figura del pediatra de guardia

Hoy hay convocada una protesta ciudadana, previa a la manifestación del próximo sábado


Ourense

El cierre del paritorio del hospital comarcal -previsto para el próximo 1 de diciembre-, acarreará también la pérdida de la figura del pediatra de guardia. Será la única que vaya asociada al cierre del paritorio, según el jefe de Ginecología del CHUO, Xosé Luis Doval, que aseguraba que tanto ginecólogos como matronas conservarán sus puestos en Verín. Además, tendrán la oportunidad de trasladarse a Ourense en momentos puntuales si quieren seguir asistiendo en partos. «As matronas seguirán asistindo no preparto e no posparto, e tamén na consulta de menopausa, anticoncepción... Carga de traballo teñen. E poden trasladarse a Ourense para facer partos e gardas se queren. E o mesmo pasa cos xinecólogos, aos que xa lles falei desa posibilidade», dice Doval.

Tradicionalmente un pediatra de Atención Primaria de Verín y una médica de urgencias atendían, a mayores de su trabajo, las guardias de pediatría en caso de nacimientos en el hospital. Se trataba de guardias localizadas, de manera que si había un parto, se llamaba a estos profesionales para que atendiesen al recién nacido. Cuando estos dos médicos dejaron de asumir las guardias, se generó un vacío que el Sergas intentó cubrir convocando, en junio, dos plazas de interinos. En agosto las declaró desiertas, ante la falta de candidatos. Ahora, con la nueva decisión, esas dos plazas de carácter temporal dejan de tener sentido.

Asegura que no hay pediatra ni ginecólogo en Ourense que «defenda a asistencia obstétrica en Verín», apelando a los números. El descenso en los partos atendidos hace que el personal pierda destreza en afrontar situaciones complicadas, lo que puede suponer un problema en caso de un parto que no vaya del todo bien, explica el médico especialista.

Sobre las distancias, Doval argumenta que hay mujeres que tienen como hospital de referencia Ourense (como las de Lobios o Avión) que tardan más en llegar a la ciudad de As Burgas que las de A Mezquita o A Gudiña, donde, apunta, únicamente ha habido dos y cuatro partos en lo que va de año, respectivamente. «E pechariamos o ano con menos de 60 en total», remarca. Una cifra demasiado baja que no se espera que aumente en los próximos años debido a la crisis demográfica, apunta el jefe de Ginecología del CHUO.

Pendientes del quirófano

Las explicaciones desde la Xerencia de Xestión Integrada no convencen a la comisión de centro del hospital de Verín. La cabeza visible de los trabajadores, Eva Fernández, sospecha que tras el cierre del paritorio llegará el de los quirófanos en el caso de cirugías programadas. «Hai tempo que viñamos pedindo pediatría e reforzo no paritorio, con persoal especializado, cunha auxiliar propia formada para iso e que non ande rotando... E chegamos ao peche. E o mesmo está pasando cos quirófanos: temos catro cirurxiáns, pero dous están de baixa e non se cobren as prazas, polo que está baixando o índice de intervencións, cremos que coa mesma idea do paritorio, dicir que hai poucos para pechalos», dice. Ante esta situación, avanza que el miércoles habrá una reunión de los trabajadores para diseñar nuevas protestas más allá de la manifestación que lleva semanas convocadas para el próximo sábado (a las cinco de la tarde, desde la puerta del hospital). «Imos facer máis cousas», anuncia.

No es la única protesta prevista. Una convocatoria ciudadana y espontánea lleva desde el viernes -cuando la EOXI comunicó el cierre del paritorio- circulando por redes sociales y a través de WhatsApp invitando a los vecinos del distrito sanitario de Verín a acercarse hoy a las 13.00 horas hasta el hospital para mostrar su rechazo a la medida. Para esa hora está prevista una reunión del gerente de la EOXI, Félix Rubial, con las mujeres embarazadas de Verín que se verán afectadas por la medida, y los alcaldes de la zona.

Los informes del jefe de Ginecología llevan años haciendo hincapié que la asistencia no era la adecuada

Doval es el jefe de Ginecología del CHUO
Doval es el jefe de Ginecología del CHUO

Xosé Lois Doval explica que la decisión de cerrar el paritorio de Verín se basó en criterios técnicos que buscan el bienestar de la parturienta y el bebé

El cierre del paritorio del hospital de Verín fue una decisión política basada en informes técnicos. Así lo esgrimió el jefe de Ginecología, Xosé Lois Doval, que firmó ese informe junto al máximo responsable de Pediatría, Santiago Fernández. Y no era la primera vez. «Levo anos pasando informes dicindo que a asistencia non era a adecuada», aseguraba. Lo explicaba apelando a las cifras, al hecho de que cada vez hay menos partos, por lo que el personal acaba teniendo menos experiencia en casos complicados. Y eso puede ser un problema cuando un parto no va del todo bien.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Al cerrar el paritorio de Verín también se eliminará la figura del pediatra de guardia