Nace en Verín el primer niño del año

Carlos Diéguez ha sido el primer bebé alumbrado en el municipio ourensano y el segundo en toda la provincia


Ourense / La Voz

Tras un 2018 de números rojos, el 2019 se presenta pírrico en Ourense en lo que a nacimientos se refiere. El primer bebé de Verín del año no vino al mundo hasta esta mañana. Y ayer había que esperar hasta las 21.29 horas para descorchar la botella por el alumbramiento de Daniel en la capital de la provincia.

El verinense que salió del útero a las 10.50 horas se llama Carlos y pesó 3 kilos 280 gramos. Sus padres, Carlos Diéguez y Lourdes Gil, se muestran contentos porque todo haya salido bien, pese a que el parto se retrasó un par de días. En su caso, es el segundo hijo que tienen (hay una niña que ya les alegra la vida desde hace seis años) pero son conscientes de la necesidad de fomentar la natalidad. «Supongo que la falta de trabajo hará mella. El empleo es imprescindible para poder formar una familia. Y hacen falta más niños», afirma el padre.

Ellos, de momento, prefieren plantarse en los dos hijos. «Tenemos pensado que es mejor tener dos bien atendidos y esperamos quedarnos así», responde el progenitor cuando le preguntan si se han planteado ampliar la familia en un futuro.

Daniel ponía la nota de alegría el primer día del año en el hospital Materno Infantil de la capital a última hora de ayer. Aunque no deja de ser llamativo que si no es porque su parto se adelantó (estaba previsto para el próximo día 9) no habría nacido ningún niño hasta esta mañana en el CHUO. «Salió todo fenomenal, entonces no nos importa que se haya anticipado a la fecha que nos dieron los médicos, pero si no es por él el primer bebé de este año lo tenemos de compañero en la habitación y no habría nacido hasta hoy a las 12.55 horas», cuenta Marcos Fernández, padre de la criatura. Son primerizos en lo de tener hijos, pero confiesan que no les importaría tener otro. «Probablemente nos animemos a ir a por uno más, pero primero queremos ver cómo se nos da la cosa con Daniel», explica sonriente.

Son conscientes también del número tan bajo de nacimientos registrados en la provincia el pasado año e instan a que la administración tome cartas en el asunto. «Estamos en una época en la que hay más defunciones que nacimientos y eso ya no es sólo un problema para el presente, también para el futuro. Es necesario que alguien se ponga manos a la obra para presentar soluciones en esta provincia», opina el recién estrenado papá. Y añade que en su caso particular ambos tienen trabajo (él en el sector transporte y ella en un supermercado). «Tal y como están las cosas es un riesgo porque no hay puestos de trabajo estables. Y tener un crío en la veintena es casi imposible sin dependencia económica familiar», finaliza.

2018 fue el año con menos nacimientos de la última década

edith filgueira

El primer ourensano del año, Daniel, nació a las nueve y media de la noche

Las cifras continúan siendo alarmantemente negativas para la provincia de Ourense en cuanto a nacimientos se refiere. Y 2019 no parece ser el año que vaya a cambiar la tendencia a la baja de la última década. Durante el año que acaba de finalizar, en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO), vinieron al mundo 1.293 niños.

Los datos muestran que en el año 2008 nacieron 585 bebés más que en 2018. Y en esta década la curva de la natalidad no hizo más que descender en caída libre. Hace diez años se alumbraban una media de casi cinco niños al día en el Materno Infantil de Ourense, frente a los 3,40 que vinieron al mundo el último año. Tan solo se observa una pequeña estabilización de los datos en los años 2013 y 2014, cuando la media se estancó en los 4,25 nacimientos diarios.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Nace en Verín el primer niño del año