La población de conejo condiciona el inicio de la temporada de caza

La gestión de los tecores ourensanos será otro punto determinante en la campaña


ourense / la voz

El conejo y la perdiz siguen siendo los ejemplares sobre los que gira la temporada de caza menor en la provincia de Ourense y, aunque la liebre gana adeptos en los últimos años, los practicantes están siguiendo de cerca los índices de crecimiento y salud de los animales en los últimos meses.

Antonio García Reinoso, máximo responsable de la delegación ourensana de la federación gallega, recordaba que apenas se dejan notar cambios con respecto a la reglamentación del presente año: «Tanto el comité ourensano como el pontevedrés presentamos una propuesta para adelantar el período hábil para la caza menor, sobre todo pensando en las enfermedades que afectan al conejo, en especial la mixomatosis. Pero se optó por mantener unas fechas similares a las de años anteriores. En todo caso, a partir del próximo domingo, volveremos a ver en qué tecores se ha realizado una buena gestión y se ha minimizado la pérdida de ejemplares».

La Dirección Xeral de Patrimonio Natural estableció como fechas para la práctica de la caza menor, válidas con carácter general, las que van desde el inminente 21 de octubre al 6 de enero de 2019, considerándose días hábiles para la caza, también con carácter general, los jueves, domingos y festivos de carácter estatal y autonómico, con las excepciones para cada especie que se recogen la propia resolución.

Una de las principales modificaciones que recoge la nueva temporada de caza es la ampliación del período hábil para la captura de jabalí, respecto a la anterior, al concluir el 3 de febrero de 2019, lo que representa prácticamente dos semanas más de maniobra con respecto al pasado ejercicio.

Reinoso explica también que, aunque no se realizará el balance exacto en cuanto a cifras hasta que avance la campaña, es muy probable que Ourense siga manejándose en un tope superior a los 1.900 cazadores federados, mientras que rondará la cota de 8.000 el total de licencias dispensadas, puesto que el ritmo en las dependencias federativas en los locales de O Couto es bueno.

Desde la propia federación autonómica han vuelto a hacer hincapié en las actividades encaminadas a mejorar las condiciones de seguridad en la caza y el pasado fin de semana se desarrolló en Verín un curso encaminado a esa parcela: «Cada año estamos rotando la ubicación de los cursos y la zona verinense nos estaba demandando esa convocatoria. Fue un curso ameno y didáctico, en el que además de un técnico de Medio Ambiente acudió un asesor jurídico de la federación, que despejó varias dudas». Se extrema el cuidado en las batidas de caza mayor, donde la presencia de varios cazadores juntos aconseja máxima atención.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

La población de conejo condiciona el inicio de la temporada de caza