El Froiz tomó el mando en Verín

La escuadra de Evaristo Portela ganó la contrarreloj y lidera la Volta a Galicia con Óscar González


ourense / la voz

Óscar González Brea, exprofesional estradense, comandó en meta al combinado del Grupo Deportivo Súper Froiz, para convertirse en el primer portador del maillot amarillo de líder de la Volta a Galicia, que ayer inició su recorrido con una contrarreloj por equipos en Verín.

El equipo pontevedrés paró el crono en 11.33 minutos, para aventajar en 12 segundos a los sub 23 del Lizarte. De este modo, los hombres de Evaristo Portela firmaron una más que meritoria media 51 kilómetros por hora, que habla muy bien del potencial de una escuadra que ya es referencia desde el principio en la ronda galaica.

La competición se quedó a última hora con 18 equipos, debido a la renuncia de los rusos del Lokosphinx y comenzó congregando a gran cantidad de público, tanto en el recorrido más céntrico desde la partida en la rúa Doctor Pedro González a otros enclaves de la ruta definida.

Desde la primera referencia del elenco canario del Bike Point, que marcó 12.30 minutos, no tardó en llegar el primer registro por debajo de los 12 minutos, a cargo del Delko Marseille, mientras que el citado Lizarte demostró que los jóvenes navarros venían a acaparar protagonismo con su líder padronés, Martín Bouzas, vigente campeón nacional contrarreloj individual.

Con otros rivales como la Fundación Contador o el Rías Baixas incapaces de rebajar el crono del Lizarte, faltaba la intentona del Cortizo Anova, que a punto estuvo de lograrlo, quedándose a solo cuatro segundos.

A la postre fue el Froiz el que decidió situar a Óscar González en lo más alto de la clasificación, a la vez que su sub 23, Guillermo García Janeiro se enfundaba la camisola de mejor joven.

Después de un vistoso arranque en territorio ourensano del valle de Monterrei, el pelotón se desplaza hoy a la localidad pontevedresa de Sanxenxo, donde cambiarán el recorrido totalmente llano del estreno por una ruta de 148 kilómetros con tres puertos de montaña, entre los cuales el Alto da Escusa debe forzar la primera selección importante de la carrera. Y es que a lo largo de la etapa se sumará un total de 2.700 metros de desnivel acumulado, con repechos que pueden propiciar ataques antes de cada subida puntuable. Boiro y Monforte le darán continuidad a la pugna en las jornadas restantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Froiz tomó el mando en Verín