Timaron 7.000 euros en Verín y la Guardia Civil los detuvo con el dinero por exceso de velocidad

El perjudicado recogió el dinero en su casa y se lo arrebataron cuando lo iba a entregar para obtener una bandolera con más dinero que llevaba un supuesto discapacitado psíquico


ourense / la voz

Los tres autores de un timo cometido en Verín el 1 de julio del 2014, que les había reportado la jugosa cantidad de 7.000 euros, seguramente prestan desde aquel día mucha atención a las señales de tráfico. Cuando huían por la A-52 en sentido Vigo, se pasaron de velocidad, con tan mala fortuna para ellos que allí estaba la Guardia Civil. Intentaron huir. De hecho, uno de los agentes que les dio el alto tuvo que apartarse para que no lo atropellaran. Salieron de la autovía y acabaron metiéndose en una pista sin salida. Aún llevaban en una bolsa tipo bandolera 6.250 euros del botín. Una sentencia del Juzgado de lo Penal 2 ha condenado a Pedro C. P., David C. A. y Juan José G. A. como autores de un delito de hurto, pues le habían arrebatado el dinero a su víctima cuando este volvía de su casa, donde tenía esa cantidad. La pena es de ocho meses de prisión y el pago de los 750 euros no intervenidos en el momento de la detención. Los 6.250 euros pasarán de la cuenta judicial a la del perjudicado.

Discapacitado como gancho

Había sido un timo de libro. Sobre las once de la mañana del 1 de julio, en la avenida de Laza, en Verín, Juan José fingía padecer una discapacidad psíquica. Mostró a su objetivo una bandolera, que supuestamente había encontrado en el tren. Había mucho dinero. Apareció entonces otro acusado, Pedro, haciéndose pasar por abogado. Convenció al timado para que acreditara ser una persona acaudalada, pues solo de ese modo le harían entrega del dinero. Entró entonces en escena el tercero, David, a bordo de un Skoda Octavia. Se dirigieron al domicilio del vecino de Verín, que regresó con 7.000 euros en efectivo. Los mostró y, sin mucho tiempo para reaccionar, se los arrebataron. Huyeron los timadores. Hasta que en su camino se cruzó la Guardia Civil.

Prisa para orinar

Dijeron los acusados que no habían estado en Verín. Iban a Santiago a comprar coches. Tampoco intentaron, huir, según recoge la sentencia, que detalla cómo el conductor dijo que «circulaba a gran velocidad porque sus amigos le habían ‘metido prisa’, ya que tenían ganas de orinar».

La Guardia Civil tenía fotos de los sospechosos. Las identificaciones que hizo el perjudicado han sido determinantes, como también las explicaciones sobre el papel de cada delincuente y el modo en que viajaban en el coche, idéntico a cómo los encontró la Guardia Civil. La bandolera y la cantidad hallada también se corresponde con lo declarado desde el primer momento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Timaron 7.000 euros en Verín y la Guardia Civil los detuvo con el dinero por exceso de velocidad