Le piden nueve meses de prisión por disparar con una carabina al gato de una vecina

La fiscalía atribuye al acusado un delito de maltrato animal y quiere que se le impida tener mascotas


ourense / la voz ourense / la voz

Los dos disparos que alcanzaron a un gato el día 3 de septiembre del 2015, cuando el animal se encontraba en la calle Infistela de Verín, pueden costar nueve meses de prisión al presunto autor de los dos tiros. Es lo que solicita la fiscalía para el verinense Francisco A. A., de 57 años, como presunto autor de un delito de maltrato animal.

El episodio, según el relato de hechos que plantea el ministerio público, ocurrió sobre las ocho y cuarto de la tarde. El acusado se encontraba en las inmediaciones del jardín de su casa. Vio al gato. Y disparó injustificadamente con su carabina contra el gato. Empleó balines de la marca Norconia Germany, de acuerdo con el preciso relato que hace la fiscalía del incidente. Cargó dos veces y en dos ocasiones apretó el gatillo para dar salida a la munición del calibre 4.5 milímetros.

Los disparos alcanzaron a un gato propiedad de una vecina de la villa. El animal resultó herido al haber recibido los impactos en su columna vertebral, como refiere el escrito de acusación del ministerio fiscal. A causa de esa acción, el animal vio «menoscabada gravemente su salud».

La dueña del animal, a la vista del estado en el que se encontraba, decidió llevarlo al veterinario y hacer frente a un gasto de 103,03 euros por las atenciones que le fueron dispensadas.

Sin circunstancias modificativas de la responsabilidad, la fiscalía solicita para el acusado nueve meses de prisión y también una inhabilitación especial para ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con animales. En ese mismo período también quedara incapacitado, de confirmarse la petición de condena planteada por el ministerio público, para tener animales, con lo que no podría tener mascotas en su domicilio.

En cuanto a la responsabilidad civil, la reclamación se limita a los 103,03 euros que la propietaria del animal gastó para que pudiera recibir la atención veterinaria que precisaba.

El fiscal acude expresamente a un apartado del Código Penal sobre el delito de maltrato animal, modificado en el año 2015, que penaliza las actuaciones cuando se hubieran utilizado armas, instrumentos, objetos, medios, métodos o formas concretamente peligrosas para la vida del animal. En ese caso, la pena supera a la general para el delito.

La vista de este caso en los juzgados de lo penal de Ourense se había aplazado en la primera cita el pasado mes de febrero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Le piden nueve meses de prisión por disparar con una carabina al gato de una vecina