Las aguas de baño de Verín son las más contaminadas de la provincia

La Consellería de Sanidade considera, además, que las de O Barco rozan el suspenso


ourense / la voz

En pleno verano, los ríos y sus zonas fluviales son los mejores lugares en los que poder refrescarse. Pero no todos cumplen con los parámetros necesarios para hacer del baño algo saludable. Todos los años, la Consellería de Sanidade publica los datos sobre el estado de las aguas, para advertir de la idoneidad o no de su uso para el tiempo de ocio. Tras medir varios parámetros microbiológicos, la Xunta considera que la calidad de las aguas de las playas fluviales de Verín, que baña el Támega, y de O Coiñedo, en A Veiga, es insuficiente. Y añade a la lista de lugares poco recomendables para el baño, O Barco de Valdeorras y O Caneiro en Baltar, que rozan el suspenso. En los casos en los que en una muestra de control puntual del agua se encuentren valores superiores a 1000 UFC (Unidades Formadoras de Colonias) por 100 milímetros de cualquiera de los parámetros microbiológicos analizados - se mide el enterococo intestinal y la escherichia coli- y se considere que existe un episodio de contaminación, se le comunica inmediatamente al Concello implicado para que adopte las medidas oportunas y se lleva cabo una segunda prueba. La legislación indica que en las playas con clasificación sanitaria insuficiente se deberán adoptar medidas de gestión adecuadas que incluyan la prohibición del baño, para evitar la exposición de los bañistas a la contaminación. En Verín ya han tomado medidas.

Castrelo de Miño, la capital y las de la Baixa Limia obtienen los mejores datos

Las aguas de baño se definen como cualquier elemento superficial en el que se prevea que pueden bañarse un número importante de personas o exista una actividad próxima relacionada directamente con el baño. A pesar de la sequía de este verano, hay zonas que no han visto mermada la calidad de sus aguas. Al contrario, estas son consideradas excelentes. Es el caso de La Antena en la capital, del parque náutico en Castrelo de Miño, de Portoquintela en Bande, del río Casal en Entrimo, del embalse de Cardego en Chandrexa de Queixa y de As Conchas en Muíños. Como «buenas» se califican las de O Ribeiriño en Castrelo de Miño, Regueiro Seco en Laza, río Ribeira en A Gudiña, río Cenza en Vilariño de Conso, el embalse de Prada en A Veiga y el río Rabal en Chandrexa de Queixa.

La vigilancia sanitaria de las zonas de baño se lleva a cabo mediante la inspección y muestra periódica de agua en los lugares incluidos en el censo realizado por el cuerpo de farmacéuticos inspectores de salud pública durante la temporada de baño, que se establece desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre.

También existen zonas en las que los ourensanos se bañan, pero no están consideradas playas fluviales. Es el caso de Acearrica en Allariz, un espacio verde para el ocio por donde transita el río Arnoia; o de Avión, en donde el río de Valderías forma una presa fluvial. En Castro Caldelas, los vecinos y visitantes disfrutan de las aguas del río Eo; y en Bande hay termas al lado del río, zona de O Baño, al igual que ocurre con las situadas en la capital junto al Miño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las aguas de baño de Verín son las más contaminadas de la provincia