Pablo Rodríguez cedió terreno en la Copa del Mundo

Iván Feijoo sumó una victoria más en el marco del Open de Galicia


Si el fin de semana del ciclismo de montaña ourensano comenzaba con una inoportuna avería de Carlos Canal, que privó al de Xinzo de un cantado título nacional en la categoría cadete, el máximo representante de la armada ourensana, el internacional Pablo Rodríguez, tampoco tuvo su día ayer en la localidad suiza de Lenzerheide, donde no pudo revalidar las buenas sensaciones que había causado en la prueba andorrana de Vallnord, al punto de que terminó en fuera de los cincuenta primeros de la clasificación.

Pese a su buena salida, el macedano no se encontró cómodo en un circuito más pesado de lo que se esperaba, debido a la lluvia que cayó en las horas previas y, al contrario que otros bikers que supieron ir tomándole el pulso al terreno para remontar, como su compañero de equipo David Valero, que terminó quinto, o el checo Kulhavy, esta vez el ourensano del MMR Factory fue acumulando problemas para hundirse en la clasificación. Con todo, sus anteriores actuaciones lo mantienen en el top diez de una general en la que Nino Schurter ha ganado las cuatro pruebas disputadas y Pablo Rodríguez es octavo, antes de otro parón de casi un mes, para reanudar el certamen en Canadá a principios de agosto.

Open de Galicia

La mejor noticia para los ourensanos, además de la participación de Noela Saa, Aida González y Antía Martínez en el bronce del combinado gallego cadete de escolares, fue la que llegó desde el circuito autonómico, donde Iván Feijoo ganó la prueba júnior en la cita de Sanxenxo y Raúl González pisó el podio sub 23, en la segunda plaza, para asegurarse el título al final del curso, como ya había hecho con anterioridad la citada Noela.

Val do Támega

Por último, ayer se disputaba otra cita ya clásica en el calendario cicloturista, como es la que organizó el Club Ciclista Verín, que cumplió su octava edición en un homenaje a Gonzalo Rabuñal.

Fueron ciento ochenta corredores los que afrontaron un trazado de ciento seis kilómetros con, salida en la plaza García Barbón y meta al pie del Castelo de Monterrei. Una prueba de carácter aficionado y no competitivo, con representantes de las cuatro provincias gallegas además de numerosos ciclistas portugueses. Ciclistas, con un abanico de edades entre los 17 y los 65 años de edad. Una ruta exigente, con dos puertos de montaña, A Alberguería y As Estivadas, lo que sumó un desnivel positivo de 1.300 metros.

Al homenaje al exciclista profesional del Xacobeo Galicia se sumó otro antiguo integrante del pelotón internacional, como Serafín Martínez Acevedo, en una jornada en la que se incrementó el número de participantes que completó el recorrido.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pablo Rodríguez cedió terreno en la Copa del Mundo