Gestantes ourensanas evitan la amniocentesis con un test de ADN

El CHUO oferta esta técnica no generalizada que se aplica siguiendo un protocolo


ourense / la voz

El Servizo de Xinecoloxía e Obstetricia del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense oferta desde hace un mes el test de ADN fetal para la detección de alteraciones cromosómicas que evita, en la mayoría de los casos, la realización de una prueba invasiva como es la amniocentesis. Aunque esta técnica ya se utiliza en otros hospitales gallegos, el de Ourense será el primero en instaurarlo en base a un protocolo, es decir, sujeto a unas pruebas que determinen su idoneidad. El test consiste en una extracción de sangre de la madre, como para una analítica, y será indicado para el perfil de gestantes a las que se les aconsejaba la realización de una amniocentesis ante el riesgo de alteraciones cromosómicas en el feto, como los síndromes de Down y Edwards y otros menos frecuentes. El jefe del Servizo de Xinecoloxía e Obstetricia, Xosé Luis Doval, explicó ayer que su inclusión en la oferta asistencial del CHUO permite, además, implantar un método diagnóstico fiable de las cromosomopatías del feto a aquellas mujeres para las que, por sus condiciones médicas o riesgo para el embarazo, no se aconseja la realización de una amniocentesis.

El test de ADN fetal se puede realizar a partir de la décima semana de gestación y tiene una altísima fiabilidad en el Síndrome de Down (99 %), siendo muy eficaz en otras anomalías en los cromosomas como Síndrome de Edwards y de Patau, en donde alcanza el 69 %. Sin embargo, según explicaron ayer Xosé Luis Doval y la gerente del CHUO, Eloína Núñez, las principales sociedades científicas y profesionales no aconsejan la realización de este test de forma generalizada a las embarazadas sin una determinación previa de su factor de riesgo, por parte de un especialista. La razón es que las posibilidades de un falso positivo son de un 5 %, lo que llevaría a una amniocentesis, de confirmación, corriendo así un riesgo innecesario. En este sentido, el jefe del Servizo de Xinecoloxía e Obstetricia explicó que la amniocentesis consiste en la extracción de líquido amniótico, para su posterior estudio genético y que, pese a su alta fiabilidad y a los niveles de seguridad con que en la actualidad esta prueba se realiza, no está carente de riesgo. Al tratarse de una técnica invasiva puede presentar complicaciones graves como un aborto (2 %) o la rotura de la bolsa amniótica (en un 1 %). Además, de cada veinte pruebas que se realizan, solo una es positiva a Síndrome de Down. «Isto dá idea do número destes procedementos que evitará a implantación deste novo test en Ourense», afirmó.

Para decidir cuáles son las mujeres que se beneficiarán de este test, se ha establecido un protocolo en base a los datos que se recojan de la ecografía de la embarazada y de una analítica.

Además, se aplicará esta técnica a las gestantes cuya salud pueda tener algún riesgo sobre el feto, como las infectadas por Hepatitis B, VIH, las que sufran obesidad severa o las que padezcan de miomas en el útero.

La gerencia del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense ha decidido crear un protocolo para la aplicación del test de ADN fetal para que la decisión de su uso no dependa únicamente del médico o del paciente, sino que se realice conforme a unas tablas, con el objetivo de evitar que falsos positivos obliguen a realizar un amniocentesis y para que los profesionales no usurpen la demanda y no existan conflictos.

La tendencia en el número de nacimientos en la provincia sigue a la baja

Durante la presentación de la nueva oferta asistencial, que complementa el Programa de Cribado Prenatal en Ourense, la responsable de la Xerencia de Xestión Integrada del Sergas en Ourense, Eloína Núñez Masid, destacó que esta técnica innovadora presenta evidentes ventajas para que las ourensanas puedan afrontar su embarazo con mayor seguridad e información. Y añadió que en una provincia como Ourense, con una tasa de natalidad muy baja y con una edad alta de maternidad, es mucho más útil. De momento, esta técnica se realizará únicamente en Ourense y no está incluida en los hospitales de Verín y O Barco.

Para justificar la importancia de la nueva técnica, los responsable del CHUO subrayaron que, pese a las pequeñas variaciones, la tendencia de nacimientos en la provincia continúa a la baja. Además, la media edad de las embarazadas es alta y conlleva mayores riesgos de alteraciones en el feto. En Ourense hubo una media de 93 nacimientos al mes en el año 2014; 91 en el 2015 y 88, en lo que va de año. Por lo que se refiere a los hospitales comarcales, en Verín nacieron de media mensual en los últimos años 8 niños siendo la cifra similar en Valdeorras. Eloína Núñez señaló que en una población envejecida como la de Ourense supone un gran esfuerzo económico la implantación de este test, pero subrayó que lo más importante es la seguridad de la madre y el feto. Y aseguró que tanto las nuevas técnicas como establecer un protocolo claro para su implantación ayuda. Y subrayó que el ADN fetal supone una gran mejora para el programa de Cribado Prenatal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Gestantes ourensanas evitan la amniocentesis con un test de ADN