Los baches masacran la N-525 en Xinzo

El Concello urge a Fomento una reparación urgente ante el peligro de 22 socavones en un tramo de 2 kilómetros


XINZO / LA VOZ

Veintidós socavones, algunos de casi medio metro de profundidad, en poco más de dos kilómetros en plena carretera nacional 525 a su paso por las afueras de la villa de Xinzo. Esta es la situación que padecen los vecinos de las aldeas de Portoalto y Boado y, en general, los cientos de conductores que transitan por ese punto viario cada día.

Los residentes de estos dos pueblos expresaron su indignación por el estado del firme del vial estatal en plena salida del casco urbano hacia Verín. El mal estado de la carretera en ese punto ya se venía arrastrando desde hace años, pero las lluvias y la nieve de las últimas semanas han machacado el firme hasta tal punto que un trazado totalmente recto se ha convertido en un auténtico riesgo para la circulación viaria. A ese peligro potencial se suman las elevadas velocidades (más de 100 kilómetros) por las que transitan algunos conductores por esa vía, al tratarse de una larga recta.

Los conductores conocedores del estado de la carretera, esquivan esos baches por el peligro que suponen e invaden el carril contrario para evitarlos, ante el riesgo de reventones de ruedas o incluso de una salida de vía.

Los vecinos lamentan que pese a la evidencia de esa degradación del asfalto, tanto el Ayuntamiento de Xinzo como el Ministerio de Fomento no hayan hecho nada desde hace años para arreglar el firme en ese tramo. Es una zona concreta de unos cien metros, muy cerca de un punto donde se ubican concesionarios de vehículos y talleres, los agujeros en el vial se prolongan a lo largo de un tramo del trazado.

El portavoz del grupo de gobierno de Xinzo, Manuel López Casas, confirmó esa grave degradación y asegura que el Concello se ha movido. «Xa pedimos ao Ministerio unha intervención nese punto, xa que é certo que hai moitos baches nesa zona do vial», explica. El hecho de que la vía sea nacional impide que una brigada de operarios locales o de la Diputación pueda trabajar en una carretera, puesto que es propiedad del Estado.

La N-525 presenta también graves problemas en otras ubicaciones de la comarca, como unos kilómetros más delante de Portoalto, en las inmediaciones del límite entre los concellos de Xinzo y Trasmiras, cerca de la aldea de Abavides.

Tractores

El frecuente tránsito de camiones de gran tonelaje, tractores y maquinaria agrícola por este punto de la nacional no ha hecho sino contribuir a ese pésimo estado de la calzada.

Recientemente, el Ministerio de Fomento sí llevó a cabo reformas del firme en la N-525 en puntos de los municipios de Verín, Monterrei y Sandiás.

El Ayuntamiento de Xinzo viene reclamando desde hace años una reforma integral de la avenida de Ourense, en pleno centro del casco urbano, donde también hay algunos baches. La  ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, se reunió en su día con el regidor, Antonio Pérez Rodríguez, para estudiar ese proyecto. A día de hoy sigue pendiente de financiación.

Ya hace casi dos décadas, el mal estado de la nacional en el centro de la villa antelana provocó la movilización de comerciantes y vecinos. Estas quejas llevaron al Gobierno central a realizar una actuación de emergencia en la zona de la estación de autobuses.

crónica la situación de la carretera nacional en a limia

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los baches masacran la N-525 en Xinzo