Un lobo se lleva a un niño en sus fauces en Toén

En 1968 se registraba el suceso en Xestosa, logrando los padres ahuyentar al animal

.

La Voz de Galicia abría su página de Sucesos con uno que causó la alarma en la provincia: «Un lobo se lleva a un niño en sus fauces, en presencia de sus padres, en Xestosa (Ourense)». Se completaba la información destacando que los padres habían conseguido que el animal soltara a su presa apedreándolo y que el pequeño, de año y medio, había resultado con heridas de pronóstico reservado.

Los hechos ocurrieron cuando en Xestosa, en el municipio de Toén, los padres de Manuel Pereira Pérez se encontraban trabajando en unos terrenos de su propiedad. Al pequeño lo habían dejado sobre una manta, a la sombra de un árbol. Al oír los gritos del niño corrieron al lugar donde se encontraba y vieron al lobo que se llevaba al pequeño. Los padres «empezaron a apedrear al animal hasta que consiguieron que el lobo abandonase su presa y huyera a toda velocidad».

Trasladado Manuel Pereira a la Casa de Socorro «se le apreciaron heridas punzantes en la espalda, pecho y cara, calificadas de pronóstico reservado».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Un lobo se lleva a un niño en sus fauces en Toén