El Banco de Terras traspasa medio millar de parcelas a los concellos

En Galicia, el objetivo es sacar 2.500 fincas del catálogo por no tener utilidad agraria

.

ourense / la voz

El Banco de Terras de la Xunta, que dispone de más de doce mil fincas en toda Galicia -algo menos de 2.600 en la provincia de Ourense- comenzó el año pasado con una depuración de su catálogo que le permitiera centrarse en la gestión de aquellas que tienen uso agrícola y pueden ser arrendadas por agricultores y ganaderos. Las que no sirven para este fin y son titularidad de Agader están siendo traspasadas a los concellos para que les busquen utilidad social. El año pasado se traspasaron más de 1.200 fincas a 37 concellos gallegos y el objetivo es alcanzar las 2.500. En el último acto celebrado por la conselleira Ángeles Vázquez antes de Navidades, Medio Rural repartió parcelas a tres concellos ourensanos: Sandiás (11), Cartelle (21) y Vilar de Santos (17).

La intención de la administración autonómica es continuar con este proceso en el nuevo año y por ello el director xeral de la Axencia Galega de Desenvolvemento Rural (Agader), Miguel Pérez Dubois, se reunió ayer en la delegación de la Xunta en Ourense con los alcaldes de Xunqueira de Ambía, Xunqueira de Espadanedo, Castrelo do Val, Cualedro, Monterrei, Oímbra, Verín, Bande, Muíños, O Carballiño, Esgos, San Cibrao das Viñas y A Veiga. Entre todos podrían sumar 107 parcelas que podrían pasar a ser de titularidad municipal, informó ayer Medio Rural en un comunicado.

Reuniones similares se mantuvieron a finales de la año pasado con alcaldes de otros municipios y se cerraron con la entrega de otras 443 parcelas sin utilidad agraria a concellos gallegos, entre ellos los ourensanos de Baltar, Porqueira, Trasmiras, Xinzo de Limia, A Bola, A Merca, Celanova y Ramirás. En el mes de octubre, se transfirieron 22 parcelas a los municipios ourensanos de Os Blancos -que se hizo con la titularidad de catorce-, Sarreaus (2), Vilar de Barrio y Sarreaus, tres en cada caso, en un acto en el que la Xunta cedió un total de 211 fincas del Banco de Terras.

Alrededor de 480 predios incluidos actualmente en el Banco de Terras podrían ser cedidos a los ayuntamientos ourensanos. Para hacer el cambio de titularidad a favor de los concellos hubo que analizar cada finca «una por una» , tanto a nivel administrativo como sobre el terreno, para comprobar si tenían todavía utilidad agraria o no, precisaron desde la consellería. El cambio puede hacerse de forma más ágil aplicando la Lei de Mellora da Estrutura Agraria de Galicia (Metaga). Se utiliza un procedimiento más sencillo y con menos burocracia que en el caso de una clásica cesión de tierras.

Servicio a los vecinos

Son terrenos que pueden tener servicio para los vecinos pero no para la actividad agrícola. Alguna de las parcelas cedida en Galicia contenía incluso cementerios. En Os Blancos recibieron parcela, dice el alcalde, de escaso valor, aunque una servirá para ha Otra opción que está poniendo en marcha el Banco de Terras es la venta directa de aquellas parcelas de pequeña superficie que no se alquilan por este motivo pero que pueden interesar a los propietarios colindantes. Son un total de dos mil las fincas de reducido tamaño que tiene el Banco de Terras, lo que las hace menos atractivas. De este modo, se quitan del banco aquéllas que no son útiles permitiendo que este organismo pueda reducir su carga burocrática y centrarse en la labor de mediador entre demandantes de tierras y propietarios.

Solo una pequeña parte de terrenos están arrendados en la provincia

De las 2.588 parcelas que el Banco de Terras tenía en la provincia de Ourense a mediados del año pasado, solo 262 estaban arrendadas y otras 295 estaban solicitadas o en trámite de arrendamiento. El precio medio en la provincia de Ourense de arrendamiento por finca es de 51 euros al año, el más bajo de Galicia, aunque por hectárea, con 139 euros de alquiler por año, la ourensana es la segunda provincia con terrenos más caros para arrendar a través del Banco de Terras. La media de Galicia es de 119 euros por hectárea y año, según datos de Agader.

Los precios varían según el uso de los cultivos, bien sean leñosos -que tienen el precio medio más elevado-, de tierras de labor, para pastos y monte, forestales o incultos, que son los de menos valor. O Barco de Valdeorras es uno de los municipios con precios medios más altos. En la parroquia de San Amaro el coste de referencia por hectárea de cultivos leñosos por año es de 301 euros. Igual precio piden en Laias (Cenlle). En cambio, Chandrexa de Queixa o Entrimo tienen los terrenos para este tipo de cultivos con precios medios más bajos de toda la provincia en el Banco de Terras.

El objetivo de este proyecto, que puso en marcha el bipartito PSOE-BNG hace diez años, es fomentar la movilidad de tierras en el agro gallego, que era muy baja, lo que lastraba que siguieran en producción. La tasa de transferencia media anual de tierras agrícolas en Galicia es diez veces inferior a la de Francia o Italia. El precio de terreno rústico, 1,5 euros por metro cuadrado, es similar al de Dinamarca o Reino Unido y ligeramente superior a la media española.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Banco de Terras traspasa medio millar de parcelas a los concellos