Diez concellos no pueden pedir ayudas de la Xunta por no rendir cuentas

El Consello de Contas ve defectos graves en la información facilitada por la Diputación


ourense / la voz

Todas las entidades locales de la comunidad están obligadas a presentar ante el Consello de Contas sus datos económicos del ejercicio anterior antes del 15 de octubre de cada año. Por lo tanto, hace casi un mes que los ayuntamientos ourensanos debían haber remitido sus cuentas del 2017 al organismo encargado de fiscalizar su gestión. Sin embargo, hay diez que todavía no lo han hecho. Entre ellos están la capital así como los concellos de A Rúa, Celanova, Cortegada, Lobios, Manzaneda, Melón, Os Blancos, Pontedeva y Verín.

Se da la circunstancia de que los incumplimientos reiterados de algunos ayuntamientos empujaron al gobierno autonómico a poner en marcha un decreto que impide solicitar subvenciones de la Xunta a las entidades locales que no rinden cuentas correctamente. Además de aquellos que no las presentan, también se pueden enfrentar a esas obstáculos algunos concellos que sí han remitido sus datos al Consello de Contas.

En su caso, se debe a que la información facilitada a ese organismo contiene defectos calificados como graves. Según precisa la entidad encargada de fiscalizar su gestión económica, en esa situación se encuentran los concellos de A Mezquita, Carballeda de Avia, O Irixo y Padrenda. Ello puede deberse a que la cuenta general no fue aprobada por el pleno de la entidad local, o que contiene defectos de integridad por no incluir la totalidad de las entidades dependientes del concello. También puede estar relacionada con la falta de memorias exigidas por la ley o por no incluir las actas de arqueo de las existencias en caja y las certificaciones bancarias de los saldos existentes a fin de ejercicio.

Menos problemática es la situación de los ayuntamientos a los que el Consello de Contas considera con defectos leves en la información aportada. En este caso, según precisa el organismo, se debe a problemas relacionados con la «coherencia interna entre los distintos estados contables», aunque los concellos afectados pueden corregir esas carencias. En esta situación se encuentran 27 ayuntamientos ourensanos: A Merca, A Peroxa, A Pobra de Trives, A Veiga, Bande, Barbadás, Boborás, Castrelo de Miño, Castrelo de Val, Esgos, Gomesende, Nogueira de Ramuín, O Barco, O Bolo, O Carballiño, Rairiz de Veiga, Ramirás, Riós, San Amaro, San Cristovo de Cea, San Xoán de Río, Taboadela, Toén, Viana do Bolo, Vilamartín de Valdeorras, Vilariño de Conso y Xunqueira de Espadanedo. El resto de los concellos de la provincia, otros 51, sí han cumplido correctamente con la normativa.

Hallan defectos graves en la Diputación ourensana

Este año, el Consello de Contas ha estrenado una nueva herramienta en su página web en la que detalla toda la información relacionada con el cumplimiento o incumplimiento de la rendición de cuentas por parte de las entidades locales. En el caso de la Diputación ourensana, el organismo detectó defectos calificados como graves.

El gobierno local de la capital ourensana apura los plazos para cumplir con su deber

Aún «no se ha perdido ninguna subvención». Así reaccionó ayer la concejala de Facenda del gobierno municipal, Ana Morenza, a las críticas publicitadas por el grupo de Ourense en Común, que alertaba de que el retraso del Ayuntamiento en remitir la documentación al Consello de Contas podría acarrear la pérdida de ayudas de la Xunta.

Según explicó Morenza, se le ha adelantado ya a los grupos de la oposición la información relativa al Concello de Ourense. La de su única entidad dependiente, el Consello Municipal de Deportes, está a la espera de que la revise el interventor municipal. Cuando el funcionario haga ese trabajo, según precisó la concejala, entonces el gobierno local se la remitirá también al resto de formaciones políticas. Acto seguido, se convocará la comisión especial de cuentas del Ayuntamiento, se expondrá al público y se llevará a pleno para su aprobación, explicó Morenza.

Tal y como recordaba el grupo de Ourense en Común, las demoras en el cumplimiento de la normativa relacionada con la rendición de cuentas son habituales en el Concello ourensano. El año pasado, sin ir más lejos, ocurrió algo similar y el Ayuntamiento remitió la documentación al Consello de Contas con cuatro meses de retraso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Diez concellos no pueden pedir ayudas de la Xunta por no rendir cuentas