En Ourense se estudiaba crear un museo etnográfico

En el recinto se acogerían fondos como la colección de ruedas de afilar de Florencio de Arboiro


Tal día como hoy, el 20 de agosto de 1996, que cuadraba a martes, la Diputación y el Concello de Ourense estudiaban la creación de un museo etnográfico para albergar, entre otros objetos, la colección de ruedas de afilar de Florencio de Arboiro. El proyecto nunca se llevó a cabo -de hecho, esas ruedas tienen hoy su espacio en San Xoán de Río-. La primera opción para la ubicación de ese museo era el pazo de Guizamonde, que se encontraba entonces en fase de rehabilitación. Este edificio era la gran apuesta del, por aquel entonces, director del Museo Municipal, Juan Carlos Rivas que lamentaba que Ourense hubiese perdido una importante sección etnográfica, que se había concentrado en Ribadavia. También se barajaban otras opciones, como el viejo cuartel de San Francisco o el edificio Simeón, aunque este ya se había planteado como destino de la obra de Prieto Nespereira. El punto de partida de la idea estuvo en la exposición de 80 ruedas de afilar de la colección privada del escultor Florencio de Arborio programada por el Museo Municipal para el mes de septiembre de ese mismo año. Las piezas habían permanecido durante muchos años en su casa de Cachamuiña.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

En Ourense se estudiaba crear un museo etnográfico