La tercera parte de los muertos en accidente de tráfico eran peatones

Este año ha habido cuatro atropellos mortales en la provincia, tres en núcleos urbanos

.

ourense / la voz

Persona mayor de 65 años, que viste ropa oscura y camina por arcenes en vías secundarias próximas a su domicilio. Es el perfil que la DGT y la Guardia Civil de Tráfico tienen constatado como el más común en los atropellos mortales ocurridos en Galicia, la comunidad que todos los años supera en cinco puntos la media nacional de muertes por atropello.

Sin embargo, en lo que va de año, en la provincia de Ourense solo uno de los cuatro atropellos mortales seguía ese patrón, en el aspecto de que circulase por una vía interurbana: el peatón de 82 años fallecido en Carballeda de Valdeorras el 3 de noviembre. Los otros tres casos de peatones muertos se dieron en cascos urbanos, el último, el pasado sábado en A Valenzá, con una mujer de 76 años como víctima. Los anteriores, en San Cristovo de Cea, un hombre de 75 años que estaba tumbado en la calzada para cerrar una llave de paso y le pasó por encima un coche y, el primero de todos, ocurrido el 17 de enero en la avenida de Sousas de Verín, donde falleció un varón de 74 años.

Cuatro muertes, que sobre el total de los doce fallecidos en accidentes de tráfico -dos de ellos en zonas urbanas-, representan un tercio del total de víctimas mortales en siniestros viarios en la provincia de Ourense en lo que va de año. Además, veinte personas han sufrido heridas de diversa consideración al ser atropellados.

Según un estudio publicado recientemente por la Comisión Europea, los peatones más vulnerables a sufrir graves heridas son ancianos y niños y los accidentes más frecuentes que sufren son atropellos en zonas urbanas limitadas a 50 kilómetros por hora y durante los meses de invierno. Las partes del cuerpo que resultan más dañadas son cabeza y piernas, según este estudio europeo sobre accidentes de tráfico en los últimos catorce años en nueve países, entre ellos España.

Para informar sobre la importancia de que el peatón adopte una actitud de precaución y se haga visible usando chalecos reflectantes, la Jefatura Provincial de Tráfico y el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense han iniciado una campaña de reparto de 500 chalecos entre viandantes y de charlas informativas en los concellos que sufren más este tipo de accidentes.

En esta campaña, los agentes incidirán a los peatones sobre la importancia que tiene el no ponerse en situaciones de riesgo, usando el chaleco -naranja o amarillo con bandas reflectantes-, que proporciona alta visibilidad tanto diurna como nocturna. Si no se usa este elemento, un conductor no percibirá al peatón que camine por una zona oscura hasta que esté a solo diez metros de distancia, lo que puede ser insuficiente para reaccionar y evitar el alcance.

La recomendación es que los peatones usen los chalecos en sus desplazamientos interurbanos durante el día y no solo a partir del atardecer, cuando ya se convierte en obligatorio.

En las charlas educativas, funcionarios de la DGT y de la Guardia Civil de Tráfico explicarán -en particular a las personas mayores como colectivo más vulnerable a los atropellos- la importancia del uso del chaleco reflectante, de caminar por la izquierda para ver a los vehículos que vienen de frente y de andar por la acera si existe.

La campaña es informativa y en principio no se sancionará a los peatones -la multa es de ochenta euros, con descuento del 50 % por pronto pago- salvo si se niegan en redondo a colaborar.

Por anteriores experiencias, en la Guardia Civil de Tráfico han comprobado que estas campañas de entrega de chalecos reflectantes tienen buena acogida entre los peatones. Se les regala un chaleco de calidad, un peto fácil de poner y se les explica que es un elemento para su seguridad, señalan fuentes de Tráfico.

El objetivo de la campaña de las autoridades es incidir en este factor de la accidentalidad como evitable. El peatón es la parte más vulnerable en carretera y también en ciudad, pero su comportamiento precavido -circular por el arcén con chaleco, cruzar por lugares con preferencia y cerciorarse de que el vehículo que viene se ha detenido efectivamente- son aspectos que competen al caminante para mejorar su seguridad.

Votación
1 votos
Comentarios

La tercera parte de los muertos en accidente de tráfico eran peatones