Las señales olvidadas del Camino

El tiempo deteriora las marcas que guían al peregrino en la Vía de la Plata


Ourense

La Vía de la Plata constituye una de las rutas del tradicional peregrinaje a Compostela. A su paso por Ourense, se abarcan distintas etapas que permiten conocer parajes de la provincia como el monasterio de Oseira o pueblos como Tamallancos y Cudeiro.

Todo el camino está señalizado con las características flechas amarillas, si bien, en algún tramo consisten en simples brochazos de pintura desgastados por el tiempo que desorientan más que guían. Para poner remedio a este deterioro, las soluciones en algunos casos son todavía peores: véase la corrección con una marca de pintura roja en uno de los tramos, que puede que ayude al caminante pero que nada tiene que ver con el significado de la Vía de la Plata.

Las «piedras del peregrino», creadas por el escultor ourensano Nicanor Carballo también sufren el paso del tiempo. Estos monumentos tienen las flechas talladas en la propia losa, pero su estado de abandono hace que no se entienda bien la dirección y que también se haya optado por la pintura chillona para marcar el recorrido a seguir.

Otro tipo de señales más modernas son los azulejos amarillos sobre fondo azul. En el que está en la calle del Paseo, la vieira que representa la confluencia de caminos está dibujada en la dirección correcta, pero la pintura corrigió lo que ya estaba bien. «Por cada diez indicaciones en azulejos hay una antigua en piedra y esa sí marca el sentido en el que hay que ir», asegura un peregrino ourensano. Son estas esculturas las que están más deterioradas, algunas a medio caer. Desde la Asociación de  amigos de la Vía da Prata en Ourense aseguran no haber recibido quejas por el abandono de señales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Las señales olvidadas del Camino