Cuevas se muda tras dispararse su facturación en los últimos doce años

La compañía ourensana estrena centro logístico en la Cidade do Transporte. «No debemos conformarnos», asegura Artur Yuste, director general del grupo


ourense / la voz

El grupo Cuevas está de estreno. En medio de la pandemia, la compañía ourensana acaba de estrenar unas instalaciones que le permiten dar un salto cuantitativo y cualitativo en la Cidade do Transporte, en San Cibrao das Viñas, tras una inversión de diez millones de euros. El avanzado centro logístico ocupa una superficie de casi 22.000 metros cuadrados dentro de una parcela que se va por encima de los 30.000 metros. Cuenta con 22 muelles de carga. ¿Cómo se explica esta ambiciosa mudanza en plena crisis planetaria? Artur Yuste, director general de grupo Cuevas, explicó que está al frente de un equipo que «traduce todas sus acciones en más trabajadores, más empleo indefinido, más igualdad, más innovación, más crecimiento, más solidaridad y más compromiso con las causas colectivos».

También puso datos concretos encima de la mesa que explicaban la necesidad de trasladarse desde el barrio de O Vinteún, al que llegaron hace 42 años, a la Cidade do Transporte. Entre el año 2008 y el «atípico» 2020, la facturación del grupo pasó de 54 a 125 millones de euros y el empleo aumentó de 300 a 700 personas en los momentos de mayor estacionalidad. Esto supone un incremento superior al 133 % en ambos casos. «No nos conformamos. Nuestra larga historia se escribe siempre con lo que haremos mañana; lo conseguido solo es un estímulo».

En su intervención ante un reducido aforo de autoridades debido a las restricciones motivadas por la pandemia, el primer ejecutivo de Cuevas destacó la apuesta de esta empresa por la castaña «a la que no hemos abandonado ni un solo día en los últimos cincuenta años».

Artur Yuste destacó que las nuevas instalaciones son fruto del esfuerzo de una compañía con 154 años de historia que «afrontamos solos, con nuestros medios y nuestros recursos, pero que sería inviable sin las certezas, las garantías y los estímulos que ofrece el lugar en el que vivimos».

En la reducida tribuna de invitados se encontraba el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, quien también participó en los discursos para resaltar el compromiso de Cuevas con Galicia y con el hecho de prestar servicio a más de 23.000 habitantes del rural y que invierte una media de más de 80.000 euros al día en la compra a proveedores gallegos y en origen. También destacó la apuesta del grupo ourensano por la internacionalización de sus productos, en especial en el caso de la castaña, que ha llegado de su mano a una treintena de países. «Estamos hablando de una empresa que lleva exportando desde hace casi ochenta años», dijo el presidente autonómico.

En este sentido, Núñez Feijoo subrayó que la trayectoria de Cuevas es una «historia de logros e hitos», como por ejemplo el de la venta de castaña congelada a Asia o la comercialización pionera en España del marrón glacé en los años setenta. En su intervención, el presidente de la Xunta aprovechó para destacar el buen funcionamiento de la red Mercaproximidade, que ayudó a 640 marcas y productos del sector primario a salir al mercado durante la pandemia.

Eficiencia

El avanzado centro logístico al que Cuevas se ha mudado destaca por su eficiencia y por la apuesta por las últimas tecnologías. Destaca su sistema de frío y renovación de aire constante, así como la instalación para autoconsumo energético de 250 paneles fotovoltaicos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cuevas se muda tras dispararse su facturación en los últimos doce años