La CEO demanda infraestructuras para consolidar la economía provincial

La confederación empresarial celebró ayer sus cuarenta años de funcionamiento


ourense / la voz

La Confederación Empresarial de Ourense nació el 5 de septiembre del año 1997. Un grupo de empresarios locales se reunieron en el hotel San Martín, entonces epicentro de la vida ourensana, y decidieron que «había que dar representación empresarial» a la nueva sociedad que se estaba gestando en el país. Con unas oficinas ubicadas en la casa sindical, en el parque de San Lázaro, y un presupuesto más bien escaso, la asociación fue captando poco a poco nuevos socios y aglutinando intereses y voluntades.

Cuatro década han pasado desde entonces y las cosas han cambiado de forma notable. Nueve mil empresas, que se aglutinan en torno a noventa asociaciones de diversos sectores, conforman la entidad, por la que han pasado desde su nacimiento siete presidentes. El último en llegar al cargo, José Manuel Pérez Canal, aprovechó ayer la celebración de estas cuatro décadas de vida para recordar la labor que ha desarrollado la entidad en favor del desarrollo económico y social de la provincia, y recordó la necesidad de que Ourense siga creciendo y mejorando. «Estamos en el epicentro de la despoblación y el envejecimiento y para superar eso necesitamos políticas activas de inversión», aseguró el líder de los empresarios en un acto al que acudió el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo. Aseguró Canal que resulta prioritario para la provincia que se prioricen las autovías A-76 y A-56, así como la circunvalación de la capital ourensana, que lleva años olvidada, o el enlace entre la autovía A-52 y el polígono de San Cibrao das Viñas. «Nuestro reto de cara al futuro es consolidar las infraestructuras pendientes», aseguró el líder de la patronal ourensana, quien hizo referencia también al polígono empresarial Val da Rabeda, en el que existen terrenos que son de titularidad pública. Recuperar ese proyecto y permitir que se instalen en él nuevas empresas será fundamental, según Canal, cuando el AVE llegue a la provincia.

El acto de ayer contó también con la presencia de Antonio Garamendi, vicepresidente de Cepyme, quien destacó que son las empresas la que generan el 90 % de los empleos que hay en el país. Aseguró que los empresarios «estamos para sumar» y garantizó que «vamos a trabajar siempre con independencia y lealtad institucional».

Núñez Feijoo asegura que la administración debe facilitar la labor empresarial

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, fue el encargado de cerrar el acto. Aseguró que las cuatro décadas de funcionamiento de la confederación empresarial han supuesto «40 anos de éxito é de modernización económica na provincia de Ourense» y puso en valor la importancia que han tenido los empresarios en la recuperación económica. Sobre este punto, recordó que desde hace tres años las exportaciones gallegas están creciendo y que este capítulo, junto con el crecimiento económico, y el afán de progresar e innovar, han ayudado a Galicia a salir de la recesión. «Os empresarios son a clave do éxito», dijo, destacando el papel que juegan empresas ourensanas como Coren, Cuevas, Copasa y otras muchas. «Esta provincia ten moitas empresas con nome propio», afirmó.

En su intervención, el presidente de la Xunta aseguró que las instituciones deben facilitar los trámites a las empresas y se refirió a la Lei de implantación empresarial. «Desenvolver un proxecto en Galicia ten que ser considerado como un valor engadido por todo canto están a innovar os sectores estratéxicos; non como un custo engadido polo prezo do solo industrial ou o pagamento de impostos, tanto locais como autonómicos», dijo.

También el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, mencionó la importancia de impulsar medidas que favorezcan la implantación empresarial, solicitando a los partidos que forman parte del pleno municipal «altura de miras» para sacar adelante el plan de ordenacion municipal y medidas de rebaja fiscal.

Por su parte, el presidente de la Diputación, José Manuel Baltar, destacó el «trabajo riguroso» que han hecho todos los mandatarios de la CEO, valorando la utilidad que ha tenido para el desarrollo de la provincia.

Homenaje a los seis ex presidentes que ha tenido la entidad desde 1977

Desde su nacimiento en 1977 la confederación empresarial ourensana ha tenido siete presidentes. Ayer todos fueron homenajeados durante el acto de celebración de los 40 años, que tuvo lugar en la sede de Afundación. El primero fue Emilio Pérez Nieto, quien formó parte del grupo que puso en marcha la entidad. Estuvo en el cargo hasta 1983, sucediéndole Guillermo Collarte, quien lo ocupó hasta 1985. Ayer fue su hija Berta quien recogió la placa conmemorativa. El tercer presidente de la CEO fue Miguel Ángel Pérez, que estuvo liderándola hasta 1990, cuando cogió las riendas Manuel Martínez Rapela, hasta 1993. Manuel Cabezas ocuparía, ese año y durante dos meses, el puesto, al que luego accedió Francisco Rodríguez, que lo ocupó durante veinte años, hasta 2013.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La CEO demanda infraestructuras para consolidar la economía provincial