San Amaro, cultura, religión y naturaleza

Cándida Andaluz Corujo
c. andaluz OURENSE / LA VOZ

SAN AMARO

El municipio esconde las claves de la vida castrexa y presume de patrimonio y buenas vistas

08 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El concello de San Amaro, en la comarca de O Carballiño, aglutina naturaleza, cultura y patrimonio en 28,95 kilómetros cuadrados. Su referencia turística es el castro de San Cibrao de Las, conocido también como A Cidade, uno de los más grandes en extensión de Galicia y donde se encuentra el Centro de Interpretación da Cultura Castrexa. Sus zonas más altas ofrecen vistas panorámicas sobre el Miño, con senderos e iglesias románicas. En los últimos años se ha convertido, además, en referente para los budistas, por su monasterio Chu Sup Tsang.

SAN CIBRAO DE LAS

Referente de la cultura castrexa. Situado en el cruce de los ríos Miño y Barbantiño, el castro de San Cibrao de Las ocupa 10 hectáreas de terreno dividido en dos recintos amurallados cruzados por una calle. Es representativo de la etapa final de la cultura castrexa y estuvo habitado desde el siglo II, existiendo ocupaciones residuales hasta el IV. Allí se encuentra el Centro de Interpretación da Cultura Castrexa, uno de los cuatro que constituyen la Rede Galega de Patrimonio Arqueolóxico de la Xunta. Allí se pueden contratar visitas guiadas al recinto. Mediante un montaje expositivo, se descubren las claves para el conocimiento y comprensión de esta cultura, de la evolución de los castros y de las personas que los crearon y vivieron allí. La tarifa general es de cinco euros, pero hay descuentos para diversos colectivos. Los menores de seis años entran gratis.

Monte de San Trocado, en San Amaro
MIGUEL VILLAR

 MONTE DE SAN TROCADO

Vistas panorámicas y capilla. Este monte pertenece a los municipios de San Amaro, Cenlle y Punxín Amaro y acoge una capilla donde todos los meses de mayo se celebra una romería. Ladera abajo se observan restos de un castro, desde donde se cree que se vigilaba el de Las, que está a pocos kilómetros. Desde el alto se pueden disfrutar de unas maravillosas vistas panorámicas sobre el río Miño o disfrutar de un espacio verde de esparcimiento, desde donde salen varias rutas de senderismo. Pegado a la capilla de San Trocado —donde también hay un cruceiro— está marcado un vértice geodésico. Está señalizado por una placa, donde aparecen los datos y las coordenadas que permiten saber cuál es la localización exacta y la altura sobre el nivel del mar de dicho punto.