Cómodo y rápido... pero sin frecuencia


o barco / la voz

Los valdeorreses tienen en O Barco la capital comarcal, así que para trámites con la Xunta, con Hacienda, ir al hospital o incluso al cine, no les queda otra que desplazarse hasta la localidad. Los de A Rúa, Vilamartín, Cobas (Rubiá) y Sobradelo (Carballeda) pueden hacerlo en tren. Es un servicio rápido y cómodo. Ya lo de barato, solo si se compara con un taxi. Si se compara con el tren de cercanías, al final ir de O Barco a Vilamartín dura poco más que una parada de metro en una gran ciudad... y el billete en Madrid para un solo viaje no cuesta esos 2,15 euros (sino 1,5).

No es un servicio muy usado. Hasta el revisor se extraña al ver que el billete es para Vilamartín. «Es para la próxima parada», dice con una afirmación que remata en exclamación. La razón podría ser las pocas frecuencias. Un viajero puede coger el tren en el apeadero vilamartinés -bien cuidado, con luz y limpio- a las 10.52 horas, y en seis minutos bajar en la estación barquense -en obras para hacerla más accesible-, con tiempo para hacer gestiones en administraciones que solo abren de mañana o ir al médico. Pero para volver tendría que esperar hasta las 19.16 horas para hacer otros seis minutos de viaje en tren. Obliga, de esta forma, a comer en O Barco y pasar buena parte de la tarde. Eso sí, si lo que uno quiere hacer es una compra rápida, o una visita fugaz al hospital, la posibilidad es salir de Vilamartín a las 18.28 para coger el tren de regreso y estar en casa a las 19.22 horas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cómodo y rápido... pero sin frecuencia