Fomento adjudica la redacción del proyecto del tramo de la A-76 entre Requejo y Rubiá

El Ministerio destina 1.847.823 euros a esta actuación en las provincias de León y Ourense

.

ourense / la voz

El proyecto de la A-76 sigue siendo el deseo irrenunciable de una comarca, la de Valdeorras, que lleva décadas reivindicando una conexión rápida con Ourense para mejorar las comunicaciones y dar salida a su producto más conocido, la pizarra. Diversas alternativas para su trazado, protestas y movilizaciones por el impacto en determinadas zonas de la Ribeira Sacra, reiterada promesa electoral en todas las campañas habidas y por haber... y una realidad que no pasa de ser un deseo que no se ve correspondido con el anuncio del día en que se iniciará las obras.

Hasta la fecha se licitaron dos proyectos de construcción -entre O Barco y A Veiga de Cascallá (Rubiá) y otro más en el lado berciano- y se aludió a un tercero. Ayer el Ministerio Fomento anunció la adjudicación de la redacción «del proyecto del tramo Requejo-A Veiga de Cascallá de la autovía A-76».

Fomento comunicó que ha adjudicado y formalizado el contrato de servicios «de redacción del proyecto de trazado y construcción del tramo entre Requejo (en la provincia de León) y A Veiga de Cascallá (en la provincia de Ourense), de la futura autovía A-76 Ponferrada-Ourense, por un importe de 1.847.823 euros».

El departamento que dirige Íñigo de la Serna incide en que el objetivo pasa por definir la solución escogida tras la información pública y la evaluación ambiental del estudio informativo. Según Fomento, esta actuación «conformará un itinerario de gran capacidad alternativo a la carretera N-120 entre Requejo y A Veiga de Cascallá, mejorando de forma notable los tiempos de recorrido y la seguridad».

La deteriorada N-120, a la espera de mejoras, sigue siendo la única opción

Aunque los populares gallegos consideren «insuficiente» la conservación que Fomento hace del trazado de la N-120 y alguno de sus representantes, como el diputado ourensano Moisés Blanco, hayan presentado iniciativas instando al Ministerio a que lleve a cabo «a rehabilitación integral do firme», lo cierto es que la maltrecha, deteriorada y archirremendada N-120 sigue siendo la conexión principal entre la comarca de Valdeorras y la capital de la provincia. Mientras la autovía Ponferrada-Ourense siga siendo una entelequia, los usuarios de esta nacional deberán circular por un trazado con baches, con un carril en cada dirección -excepto casos puntuales del tercer carril-, con el asfalto agrietado en muchas zonas y con gravilla en varios tramos.

Votación
0 votos
Comentarios

Fomento adjudica la redacción del proyecto del tramo de la A-76 entre Requejo y Rubiá