Rubiá planea caminos seguros

El Concello proseguirá con las inversiones de arreglos de calles y vías en distintos núcleos


El Concello de Rubiá (1.494 habitantes) seguirá en la misma línea de trabajo en el año 2017 que en este que termina. La dotación de infraestructuras básicas, fundamentalmente para la mejora de caminos y calles de varios núcleos de población, seguirá en la agenda de obras municipales para el próximo ejercicio. Según explica el alcalde Elías Rodríguez (PP), están prevista el arreglo de calles en la localidad de Quereño, donde se colocará adoquín y aglomerado. También hay intervenciones similares previstas en O Castelo y en Oulego se hará una actuación de arreglo de calles, pero más sencilla, según el regidor. Además, el ayuntamiento continuará promoviendo el arreglo de carreteras locales con la finalidad de reducir el peligro de algunas curvas.

Parque da Enciña da Lastra

Sin duda uno de los recursos naturales de Rubiá que tiene más potencial es el parque natural de la Serra da Enciña da Lastra. En la localidad en la que está ubicado el centro de atención a visitantes, Biobra, se hará una adecuación del entorno, con la instalación de un parque infantil, con una de las subvenciones que se otorgan para parques naturales. Con otra ayuda de Medio Rural se continuará con el arreglo del castillo de Vilardesilva.

El alcalde Elías Rodríguez también confía en que el próximo año se ponga en marcha «o plan de Agader», con fondos del programa Leader en el que están incluidos como grupo de desarrollo rural (GDR) varios concellos de la comarca valdeorresa, entre ellos Rubiá.

Dentro de este programa, el concello pretende la recuperación de espacios en varios núcleos de población y también de un tramo de la Vía Nova o calzada romana que atraviesa el parque natural de la Serra da Enciña da Lastra.

Otro proyecto por que lleva tiempo luchando el Concello de Rubiá es el arreglo de un bloque de viviendas que pertenecieron a antiguos maestros. Uno de los dos bloques que tenían esta finalidad ya se rehabilitó y vendió a particulares hace unos años, con un préstamo adquirido por el ayuntamiento para realizar la restauración y posteriormente recuperado con la venta de los inmuebles. Esta operación ya no es posible, debido a la legislación que obliga a las administraciones locales a racionalizar sus gastos -explicó el regidor- por lo que el Concello espera poder aprovechar las ayudas que a principio de año sacará la Xunta para afrontar la segunda fase de una rehabilitación que llevaría a disponer de seis viviendas más.

Seguirá así el Concello de Rubiá con su línea continuista de mantener infraestructuras, como la que ha ido mejorando a lo largo de este 2016. En los planes provinciales se incluyeron el arreglo de la Praza da Leiteira de Rubiá, que se convirtió en un paseo, o el cambio de luminarias para permitir el ahorro energético. El cambio de lámparas de 250 vatios por otras LED favorecerá, según explica el regidor, un ahorro en la factura energética a largo plazo. También se ve, considera Elías Rodríguez, una mejora en la iluminación pues estas lámparas LED ofrecen una luz blanca que genera más luminosidad con menor gasto de potencia.

Votación
0 votos
Comentarios

Rubiá planea caminos seguros