Dos mil castaños dañados por el temporal en Castrelo de Val y Riós serán irrecuperables

Los propietarios están aplicando una pasta especial a los árboles para que cicatricen


verín / la voz

La primera fase de la restauración de cerca de 5.000 castaños dañados por el temporal de nieve y viento de noviembre ha constatado la gravedad de los daños provocados en Castrelo do Val y Riós. Las estimaciones, tras los trabajos de campo, son que entre un 30 y un 40% de los árboles son irrecuperables y no volverán a dar fruto. Eso supone la pérdida de casi 2.000 castaños.

El alcalde de Riós, Francisco A. Veiga, remarcó que estas pérdidas son muy cuantiosas para el sector y que en zonas como Piornedo, son cientos los árboles destruidos. «Hubo charlas por parte de técnicos que facilitaron una pasta a los propietarios para poder sellar las heridas en los castaños. Esa fase ya está muy avanzada», comentó. Las brigadas de la Diputación, dijo se encargarán de retirar la foresta acumulada.

El alcalde de Castrelo, Vicente Gómez, mostró su pesar tras constatar que los daños «van a ser muy importantes». En determinados sotos, de 300 árboles solo se van a poder recuperar algo más de un centenar. «Van a pasar muchos años para que una gran cantidad de castaños vuelva a dar frutos. La producción va a ser menor», destacó.

La propietaria de una de las pocas empresas de transformación de castañas, Pecado de Outono, Anabel Dacosta, mencionó: «Nosotros tuvimos suerte y apenas tuvimos castaños afectados por el temporal, pero es evidente que la cosecha va a disminuir este año a nivel local». Matizó que la evolución de estos desperfectos sobre el mercado del producto está por ver. «Aspectos como la demanda de castaña o la climatología son los que más marcan la evolución del mercado», dijo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dos mil castaños dañados por el temporal en Castrelo de Val y Riós serán irrecuperables